Lo que aprendí con True Detective sobre crear personajes y ambientación

Me encantan las series de misterio. Eso es algo que todos los que siguen este blog saben. Soy un enamorado de Twin Peaks. Y si hay una serie que se acerca a ese estilo de narración es la primera temporada de True Detective.

Salvando las distancias, True Detective tiene ese aire de novela de detectives pulp. Hay un crimen, un detective peculiar y un caso que, poco a poco, se vuelve más y más extraño. Los personajes, como debe ser en este tipo de narraciones, esconden muchos secretos.

True Detective, igual que la obra de Lynch —de la que hablé largo y tendido en el podcast de Historias que no contaría a mi madre—, esconde muchos secretos. Está llena de pequeños detalles y consejos para el escritor atento.

No solo de libros vive el escritor

Lo habitual entre los escritores es que aconsejen leer manuales de escritura. Te dicen que leas tantos como puedas y siempre te dan los mismos dos o tres títulos. Pero yo siempre he aprendido más de otros medios que de la literatura. Me gusta el cine, los videojuegos y la televisión y encuentro en ellos materiales de inspiración.

Me gustan series como House M.D, La Maldición de Hill House, Twin Peaks o Californication. Las disfruto y las veo con ojos de escritor. De la misma forma que cuando leo, veo todos los hilos que sostienen las tramas —y también los hilos rotos que hacen que el libro sea una birria—.

La primera temporada de True Detective ofrece muchas lecciones para un escritor. Esta serie tiene algo que me encanta y que trato de potenciar en mis novelas: una gran atmósfera. En todo momento hay una sensación de incomodidad, una amenaza desconocida flotando en el ambiente. Esa ambientación me parece brillante.

True Detective

True Detective es una serie tipo antología, como American Horror Story. Cada temporada tiene unos personajes, una historia y unos actores diferentes, por lo que puedes verlas por separado. Yo me centro en la primera temporada de la serie, que para mí es la mejor.

La historia de esta primera temporada sigue la investigación de los detectives Martin Hart y Rustin Cohle. Entre 1995 y 2012 se dedican a perseguir a un asesino en serie en Louisiana. Todo arranca con la aparición de una chica asesinada de forma ritual —con una corona de cuernos de ciervo, un símbolo espiral en la espalda y colocada en posición de rezo—.

True Detective consejos escribir
La escena del crimen es una de las partes más impactantes de la serie. Todo está puesto para que el espectador se haga preguntas. Visualmente, es muy impactante.

La historia tiene dos líneas temporales. La primera es la de los asesinatos que se narra mediante las declaraciones en 2012 de Marty y Cohle, que han sido llamados por la policía tras un nuevo asesinato ritual.

Los agentes son interrogados y empiezan a cuestionarse si atraparon o no al asesino real en los 90. Después de 10 años sin hablarse, los dos se unirán de nuevo para atrapar al asesino. En el proceso descubrirán una extraña secta con profundas raíces en los estratos más altos de la sociedad.

Lo que True Detective te puede enseñar sobre escribir

Utiliza fuentes existentes

True Detective se basa en otras obras que le dan más fuerza a la narración y proporcionan mayor recorrido a la historia. Para no irnos mucho por las ramas, me centraré en la secta. Los creadores de la serie utilizaron como fuente de la mitología El Rey Amarillo de Robert W. Chambers.

Nic Pizzolatto, el guionista, usó referencias a la obra de Chambers, incluyendo la palabra Carcosa —un lugar de adoración y sacrificio, un laberinto de árboles y túneles— y al propio Rey Amarillo —que en la serie de presenta como un montón de huesos envueltos en ropajes amarillos—.

Carcosa es un lugar ficticio creado por Ambrose Bierce en su obra Un Habitante de Carcosa. En la obra El Rey Amarillo hay un poema con ese mismo nombre vuelve loco a todo el que lo lee. En el relato de Bierce, Carcosa es una ciudad misteriosa, descrita por un hombre que vivió allí. Todas estas historias —que se conectan de alguna forma con los Mitos de Lovecraft— tocan temas referentes a la locura o la pérdida de la cordura.

En True Detective también podemos ver estos temas. Este es un factor que juega a favor de la sensación de terror que crea la serie. La propia secta es un misterio que nunca se explica. Intuimos que hay algo muy profundo y terrible… Pero jamás sabremos qué es.

Usar referencias de otros escritores ayuda a crear más capas en la narración y ofrece más profundidad. En este caso, Carcosa y el Rey Amarillo, unidas al misterio de la secta que jamás se desvela, obliga al espectador a tratar de unir las piezas a ciegas, igual que lo hacen los dos personajes protagonistas.

True Detective referencias obras de terror
El Rey Amarillo y Carcosa, la serie está llena de referencias a libros y relatos de autores de terror y, en cierta forma, esconde referencias a la obra de Lovecraft.

Si tienes pensado hacer esto, debes tener cuidado en no caer en el plagio. Pero trabajar con historias y material existente, ofrece un punto de partida muy fuerte para tu narración. Incluso si al final decides no usar ese material, te aconsejo que leas mucho sobre tu género y conozcas los temas recurrentes.

No hace falta que crees un culto basado en un texto de Lovecraft, pero no está de más, si eres escritor de terror, que conozcas sus Mitos. Tampoco está de más que utilices parte de sus cosmogonía para tus textos.

En Fragmentos de Ironía y Muerte de R. R. López o en mi relato Los Increíbles Hechos Tocantes a la Vieja Casa Rawley, publicado en Reinassance de la editorial Pulpture.

Cuidado con los personajes profundos

Rust es uno de los mejores personajes que he visto en muchos años. Sin embargo, algunas veces Marty no es el único que no entiende nada de lo que está diciendo. Tienes que tener cuidado con los monólogos filosóficos.

Yo soy antropólogo de formación y me especialicé en ética, por lo que me gusta la filosofía. Pero entiendo que profundizar demasiado en algunas cuestiones o plantear problemas filosóficos demasiado profundos en una obra, puede hacer que el lector pierda el interés en la lectura. O que directamente se pierda él.

En el caso de Rust, todos esos pensamientos suyos sobre el ser humano y el universo, lo convierten en un tipo oscuro. Es un personaje muy bien creado, sus pensamientos, todos esos monólogos pseudo-filosóficos lo dibujan como un tipo torturado y profundo. Al mismo tiempo, esa profundidad exagerada ayuda a dibujar la personalidad de su compañero, que responde a sus diatribas con un «Cállate».

Perdidos era un ejemplo de esto. Cada personaje representaba una corriente filosófica —algunos lo hacían mediante el propio nombre, como John Locke—. Si quieres hacer esto hazlo, es divertido, es una forma muy correcta de montar un personaje. Pero recuerda, tienes que ser amable con el lector. No lo satures.

En True Detective muchas veces los discursos de Rust se hacían cargantes. No cruces esa línea.

El punto de vista

True Detective juega con los puntos de vista de los dos personajes. A través de este proceso nos damos cuenta de que Marty no es el padre de familia ideal y protector que pensábamos. Es él y no Rust, con su extraña filosofía nihilista, el que representa un mayor peligro para la sociedad, por sus comportamientos agresivos y pasionales.

El punto de vista de Marty nos muestra cosas como la escena en la que destroza la puerta de su amante y le da una paliza al otro hombre, mientras no para de decir que no es un psicópata, es incómoda. Y el de Rust no es mejor, pues se llena de visiones impulsadas pro la droga que consumió en su tiempo de poli encubierto.

El punto de vista narrativo en True Detective
Las visiones de Rust crean un ambiente onírico que ayudan a perfilar al personaje. A través de los patrones espirales, podemos ver hasta qué punto una persona puede obsesionarse con algo.

A través de Rust, la narración se vuelve mucho más onírica, más mágica. Nos muestra recuerdos de sus días de policía de narcóticos, pájaros que vuelan formando el dibujo espiral de los cadáveres, una niña en ropa interior junto a la carretera y extraños juegos de luces.

Mediante el punto de Rust se podría haber jugado con lo sobrenatural o, al menos, con lo invisible. Es cierto que se desperdició un poco el factor en la serie. Sin embargo, True Detective jamás cruza del todo esa línea que separa el mal humano del sobrenatural.

En True Detective el punto de vista de la narración sirve para definir a los personajes. Así es como nos muestran sus secretos.

La forma en la que decidas construir tu punto de vista será importante para tu historia. Escoge un personaje interesante. No tiene que ser alguien que caiga simpático a tus lectores, pero tiene que ser interesante. Rust y Marty no son agradables, no caen bien. Son dos tipos jodidos, cada uno a su manera, pero tienen una dinámica de pareja que funciona.

Incluso con dos personajes antipáticos, lo importante es que sean interesantes. De esta forma el lector se implicará y se preocupará por ellos. Si creas a una pareja, las escenas en las que se queden solos, servirán para perfilar detalles personales y para dar emoción a la narración.

La ambientación es un pilar de la historia

La serie está ambientada en Louisiana y es algo a lo que se le da mucha importancia. No dejamos de ver pantanos y largos y desolados páramos cada vez que los dos van en coches. Nos muestran ciudades decadentes, campos de caravanas, un montón de chabolas junto a un pantano. El ambiente, en True Detective se suma a la personalidad de los personajes y nos da una sensación de tristeza y abandono.

Toda la ambientación desemboca en la retorcida estructura de túneles y árboles de Carcosa. Este laberinto, que parece una representación física de la mente de Rust, nos da una sensación de lo más incómodo. Parece a medio hecho por el hombre y a medias por la propia naturaleza. Tiene un halo sobrenatural y terrorífico.

La ambientación de True Detective parece infectar a sus personajes. Todos parecen afectados por la oscuridad, de la misma forma que los campos aparecen infectándose por la industria y los viejos edificios se infectan de naturaleza viva.

Si creas un escenario vivo, la ambientación afectará al lector. Puedes hacer que la historia cobre vida, escoge un lugar que incomode al lector. El escenario debe ser una yuxtaposición de los hechos que narras o puede reflejar lo que está pasando. Pero tiene que aportar algo.

Conclusión

Ya ves que True Detective nos ofrece muchas pistas sobre cómo podemos mejorar una historia. Aunque son consejos fantásticos para escribir una historia de terror o misterio, lo cierto es que sirve para cualquier historia que se te ocurra. Solo tienes que cambiar el miedo, el drama o la amenaza por cualquier sentimiento que quieras despertar en tu lector.

¿Te gusta la primera temporada de True Detective?