¿Sabías que se publican unos 4 millones de artículos en blogs cada día? ¿Cómo te las apañas para ser diferente en ese mar de blogueros que ya han escrito sobre todo lo que hay por escribir? Tienes que aprender cómo usar el storytelling en tu blog de escritor.

A todo el mundo le gustan las buenas historias. Es a lo que nos dedicamos los escritores, ¿no? El storytelling es el gancho perfecto que llevará al lector desde el título hasta el call-to-action de tu artículo.

Desde hace un tiempo me he dado cuenta de que los artículos personales funcionan mejor. Siempre que escribo un artículo en el que me quejo de algo, en el que doy mi opinión sobre algún tema o me muestro personalmente, aumentan las lecturas de mis artículos.

Como muestra, te dejo un par de artículo personales que han conseguido muchas visitas y, sobre todo, muchos comentarios:

¿Por qué crees que esos dos artículos han recibido tanta atención? No considero que ninguno de ellos sea de lo mejor que he escrito, sin embargo, se siguen compartiendo en redes y sigo recibiendo comentarios en ellos.

El poder de una buena historia

Esto funciona un poco como cuando quieres que un niño se coma las verduras. Le dices que, si se las come todas, el próximo día tendrá helado o doble de pizza. O lo que sea.

Tus lectores necesitan consejos prácticos para hacer sus vidas mejor y para solucionar sus problemas, para eso te buscan en Internet. Añade un toque personal a tus artículos y le estarás dando a tu audiencia lo que quieren y necesitan al mismo tiempo.

Encontrar tu voz y tu estilo en tu blog
Tu voz, tu estilo, tu personalidad es lo que marcará la diferencia al final. Sé tú mismo.

Si sabes cómo usar el storytelling en tu blog de escritor, aumentarás el tiempo de lectura de tus artículos, rebajarás la tasa de rebote y crecerá el número de visitas recurrentes.

¿Te parece poco?

Algunos consejos para utilizar el storytelling en tu blog de escritor

Abrir con una historia personal o una anécdota

GoorveHQ realizó una encuesta para determinar si los artículos de blogs que empezaban con una historia funcionaban mejor que los que no. El resultado fue que los artículos con historias de introducción se leían hasta el final un 300% más que las que no.

También aumentaba cinco veces más el tiempo en página de las visitas.

Una buena historia de apertura arrastra al lector por todo el artículo. Les gusta leer lo que escribes cuando se sienten identificados con lo que has escrito. Abre con una frase corta pero potente. Dale una solución en la segunda frase. Formula una pregunta en la tercera y envíalo directamente al cuerpo del artículo.

Sé el protagonista

Ningún actor contará la historia tan bien como su protagonista. Utiliza tus experiencias personales para conectar instantáneamente con tu lector.

En este blog encontrarás decenas de artículos en los que te cuento mi experiencia en el tema sobre el que escribo. Es algo que me encanta hacer.

Todos hemos vivido cosas, aprovecha tus vivencias para conectar sentimentalmente con el lector. Transfiere tus emociones a tus artículos y verás como los lectores se quedan más tiempo y, lo más importante, regresan.

Escribe desde el punto de vista del lector

El ser humano primero, los temas después. ¿Quieres enganchar al lector y hacer que lea el artículo completo? No te centres solo en lo que sabes o acabarás aburriendo al lector.

No seas demasiado descriptivo, no te muestres como el gran experto entre los expertos. Utiliza anécdotas para hacer que el tema central de tu historia sea divertido.

Cuando escribas en tu blog no seas demasiado técnico o descriptivo
No te pases con los tecnicismos. No aburras al lector, tienes que saber enseñar y, a la vez, entretener a tus lectores.

Céntrate en las motivaciones que pueden llevarlos a tomar la acción.

Asegúrate de que la historia va con el mensaje

Tu historia personal, tu historia como bloguero o escritor, debe encontrar un punto de intersección con tu blog y con los temas que tratas en él.

Ese es el «momento ¡aha!» Ese momento cuando el lector se da cuenta de que hay una conexión entre tu historia y tu mensaje. Las historias solo tienen poder cuando significan algo.

Google es un buen cajón de historias

Google es una biblioteca infinita de historias. Si utilizas las palabras clave adecuadas para buscar exactamente el tipo de contenido que necesitas, hallarás toneladas de resultados.

Por ejemplo, si estuviera escribiendo sobre «blogs fracasados», buscaría en Internet «historias sobre blogs cerrados» o «historias sobre errores de blogs».

Búsqueda en Google: Errores en blogs
Estos son los resultados de Google para búsqueda «historias sobre errores en blogs». Ya veis, nunca fallamos.

Lo primero que me encuentro es que, los blogueros hispanos no fracasamos y no cometemos errores. O, lo que es peor aún, no los hacemos públicos para que los demás puedan aprender de ellos.

Bueno, a lo que iba. El primer resultado no me interesa, pues no estoy buscando nada sobre el miedo a fallar, quiero historias sobre el fracaso. El segundo resultado es un artículo traducido de Neil Patel uno de los gurús del SEO americano.

Como puedes ver, hay mucho contenido. En este caso solo tendrías que seguir buscando y encontrar un titular que te toque la patata. ¿Cuál te llama la atención más? Escoge ese artículo léelo y, si te convence su historia, añádela a la tuya, haz referencia a ella, muestra a tu lector que cometer errores en un blog es normal. Enséñale que no es el único que los comete, que tú también lo haces y que hay otros que lo hacen.

Historias educativas

¿Cómo puedes ayudar a un lector que no entiende el problema? Tú sabes que existe un problema, pero tu lector todavía no sabe qué lo tiene. Una historia puede mostrarle la realidad.

¿Te acuerdas de esa vez que llevaste el ordenador al técnico porque te hacía cosas raras? El tipo de la tienda se pasó 20 minutos contándote historias sobre las actualizaciones de Windows 10 o los fallos de seguridad del último Mac Os. Te quedaste mirando al señor, de la misma forma que una vaca mira un tren.

¿Existe una forma más fácil de explicar a un usuario medio qué pasa con las actualizaciones de Windows 10? ¿Harás que el teléfono funcione otra vez? ¿Cuánto me costará?

Podrías empezar esta historia con un simple: «Los 10 problemas más comunes tras una actualización de Windows 10 y cómo solucionarlos». Un título un poco largo, pero te aseguro que engancharás al lector. Incluso si no sabe que su Windows 10 tiene un problema.

La importancia de la sencillez en la explicación.
El fin de contar una historia puede ser enseñar algo al lector. No compliques las cosas, haz que tu historia se lea con facilidad.

Los elementos clave de las buenas historias

Una buena historia es:

  • Entretenida, divertida e interesante.
  • Educativa.
  • Fácil de recordar y de contar.
  • Organizada.
  • Memorable.

Tus historias deben tener al menos un personaje, mostrarnos un conflicto y cerrar con la resolución de dicho conflicto.

Conclusión

A los seres humanos nos encantan las historias. Por eso leemos, por eso nos hacemos escritores. Nuestros ancestros usaban estas mismas técnicas para dejar en herencia sus vivencias en forma de cuentos. Con ellos educaban a los más jóvenes y se entretenían.

Las historias tienen raíces muy profundas en la configuración de nuestro propio cerebro como especie. Las historias son el motivo por el que nos gusta tanto la televisión y Netflix. Queremos ver más, saber más.

Utiliza las historias para hacer tu blog de escritor más interesante y engancha a la audiencia con tus vivencias. Es la mejor forma de sobresalir en este mar de blogs.

¿Qué te hace un escritor diferente? ¿Cuándo supiste que serías escritor? ¿Cuál fue la experiencia que te cambió definitivamente? Cuenta.