Me encanta leer a toda esa gente que odia el SEO. Me gusta leerlos porque a mí me encanta el SEO. Es una parte importante de mi trabajo y lo disfruto, tiene mucho de ciencia y también algo de arte. El SEO evoluciona y cambia, aparecen nuevos factores y herramientas. ¿Como no me va a gustar? Hoy quiero hablar de un factor bastante desconocido y que se suele pasar por alto: el SEO para categorías y la estructura de las páginas.

Cuando hago auditorías SEO en páginas y blogs de clientes me suelo encontrar con que las categorías están mal configuradas o desorganizadas. Es un problema muy habitual y sucede incluso en páginas de medios de comunicación importantes.

Las etiquetas y las categorías son lo que en SEO se llama taxonomías. Usadas correctamente pueden mejorar el posicionamiento de tu blog. Y al contrario; mal usadas pueden hundirte.

SEO para categorías: cada categoría una landing page

¿Tus páginas de categorías no tienen texto? No desesperes, es lo más habitual. La mayoría de los blogs y páginas descuidan esta parte del SEO, ya que hay una especie de ley no escrita que dice que las categorías no tienen importancia o que solo sirven como división del contenido.

La verdad es que las páginas de categoría son muy importantes para posicionarte en Google. Cada una de ellas es una especie de landing page y deberías tratarla como tal. Esto es especialmente importante para páginas ecommerce (si eres escritor, seguro que no es tu caso). Las páginas de categorías pueden llegar a ser más importantes que un artículo o una página.

Deberían aparecer en primera posición en Google, ya que son landing pages.

En el caso de un blog de escritor este factor tiene menos importancia, ya que la mayoría de nuestros artículos deben ser evergreen. Pero si tienes un blog de reseñas o si tu contenido es de actualidad y cambia con bastante rapidez, tu página de categorías debería estar posicionada por delante de cualquier artículo.

Las categorías previenen la canibalización

Imagina que tienes un blog de reseñas. Cuando reseñas libros de romántica, seguro que no etiquetas cada reseña con la palabra clave «novela romántica» (y si lo haces, por favor, deja de hacerlo), sino que lo haces utilizando el título y el nombre del autor y tendrás una categoría que se llamará «novela romántica» donde tus lectores podrán encontrar todos los libros de este género reseñados.

Esto debería ser así para todos los blogs y páginas. Por ejemplo, en mi blog hay una categoría «escribir terror» y debería ser el primer resultado que aparezca en Google (no lo es, aparecen otros artículos antes).

Las migas de pan y el archivo de categorías

Las migas de pan juegan un papel importantísimo en este tipo de configuración. Cada elemento debe estar enlazado con el anterior o con la categoría más cercana. Esto muestra a Google que tu blog tiene una estructura sólida y refuerza la autoridad de cada categoría para un tema concreto.

Algunos expertos señalan que marcar la categoría en la URL ayuda a mejorar el SEO. En este punto, tengo que discrepar. Recargar las URL es peligroso y retocar las URL conlleva tener que redireccionar, lo que al final es un trabajo costoso y que perjudica a tu SEO. El coste de redireccionar es mucho mayor que los beneficios de tener la categoría en la URL, así que… Mejor no lo hagas.

Si quieres tener unas migas de pan estructuradas, lo mejor que puedes hacer es activar la opción que Yoast SEO te ofrece.

¿Cómo mejoro el SEO de mis categorías?

Las categorías son muy importantes para tu blog, pero aún así suelen recibir poco cariño. Si quieres mejorar al máximo el SEO para categorías, solo tienes que añadir un poco de contenido introductorio enfocado en el tema de tu categoría y enlazar a los mejores artículos (o productos) de esa categoría.

Esto te asegura que la página de categorías no recibirá una tasa gigantesca de rebote. Una página de categorías debería ser un imán, un atrapalectores que invite a revisar cada artículo de esa sección.

Esto significa que tendrás que trabajar un poco cada página de categoría para que tenga algo de texto. No tienes que escribir 1000 palabras para cada categoría, te bastará con unas 500. No es muy duro, pero sí que supondrá un poco de trabajo extra. En el SEO nada es sencillo, qué le vamos a hacer.

Si trabajas con plugins de SEO tendrás opciones para configurar las descripciones y las metadescripciones de las páginas de categorías. No te saltes este punto, ya que es muy importante.

  • Limpia las URL.
  • Redacta una metadescripción atractiva para tus páginas de categorías.
  • Redacta un texto SEO para tu página de categorías.
  • Crea enlaces internos a los mejores artículos de cada categoría.

Categorías y etiquetas duplicadas

Las etiquetas duplicadas son un problema habitual en muchas páginas y blogs. Si tienes una categoría que es «libros de terror», no deberías tener una etiqueta «libros de terror». Si tienes una categoría y una etiqueta con la misma palabra clave, ¿cómo sabrá Google cuál es la que tiene que posicionar primero?

Y no te servirá con hacer trampas. «Libro de terror» y «Libros de terror» no son etiquetas diferentes. Google comprende perfectamente el plural y el singular (también el masculino y el femenino). Utiliza solo uno, ya que es la misma palabra clave.

¿Cuál es la diferencia entre categorías y etiquetas?

Las categorías sirven para separar y ordenar el contenido. En un blog como este, en el que hablo sobre escritura creativa, marketing digital y cómo escribir terror, me sirven para separar los temas y que cada lector escoja lo que más le interesa. Por supuesto, el contenido se puede diseccionarse todavía más, por ejemplo, podríamos configurar una etiqueta sobre caracterización o diálogos.

WordPress nos ofrece una descripción bastante precisa:

  • Las categorías nos permiten agrupar artículos en grupos temáticos.
  • Las etiquetas describen tu artículo en detalle.

Las categorías tienen una jerarquía, lo que nos señalan que son ellas las que definen la estructura de nuestro blog. Puedes tener una categoría sobre «escribir novela» y una subcategoría sobre «escribir novela romántica».

En cambio, una etiqueta sería «Stephanie Meyer», que es el nombre de una autora, pero que no tiene una relación jerárquica con la categoría.

Conclusión

Las categorías y las etiquetas son una parte importante del SEO de tu blog. No puedes olvidarte de ellas y dejarlas sin revisión. Deberás buscar las palabras clave adecuadas para ella y trabajarlas en función de tus necesidades.

Espero haberte ayudado a entender mejor esta parte menos conocida del SEO y que este artículo te sirva para configurar este apartado. ¿Tienes más preguntas sobre categorías y etiquetas?

Ya está a la venta mi manual palabras clave para escritores. En él aprenderás todo lo que necesitas saber para buscar, encontrar y trabajar una estrategia de palabras clave para tu blog.