Título: Territorio Lovecraft

Autor: Matt Ruff

Editorial: Planeta (Destino)

Género: Terror

Formato: Ebook y tapa blanda.

Número de páginas: 448


Territorio Lovecraft de Matt Ruff es la novela basada en el universo Lovecraft más alejada de los estándares lovecraftianos que te puedas imaginar. Ruff, en lugar de hacernos tragar un refrito de los Mitos, con las criaturas de siempre y los clásicos nombres imposibles, nos regala una novela diferente. Ocho relatos con un hilo conductor, que nos muestran que los mayores peligros no suelen venir de las estrellas, sino de los hombres.

Territorio Lovecraft pone el objetivo en la denuncia social. Matt Ruff, toma esa vena racista de Lovecraft y reconstruye la sociedad americana de los años 50, mostrando al lector los terrores de la segregación racial. Por supuesto, todo esto viene aderezado con la fenomenología Lovecraft, con portales interdimensionales, fantasmas, una implacable secta de magos (blancos) y temibles criaturas de más allá de las estrellas.

Sinopsis de Territorio Lovecraft

«Chicago, 1954. Siguiendo la pista de su padre, desaparecido de forma misteriosa, el joven Atticus Turner se embarca junto a su tío George y Letitia, una amiga de la infancia, en un peligroso road trip que los llevará hasta el corazón de Nueva Inglaterra, hasta lo más profundo de una mansión propiedad de la familia Braithwhite. Un viaje en el que tendrán que enfrentarse tanto a lo terrores cotidianos de la América de la época, regida por leyes racistas que separan a blancos y negros, como a todo tipo de espíritus malignos que parecen sacados de las lecturas de H.P. Lovecraft y de otras novelas pulp que Atticus devora.»

Ocho relatos, una misma historia

Territorio Lovecraft a la forma de las antiguas novelas pulp es en realidad un compendio de relatos, ocho en total:

  • Territorio Lovecraft.
  • Sueños de la casa qué.
  • El libro de Abdulá.
  • Hypolita trastoca el universo.
  • Jekyll en Hyde Park.
  • La Casa Narrow.
  • Horace y el muñeco diabólico.
  • La Marca de Caín.

Estos relatos comparten personajes, Atticus Turner y su padre Montrose, Letitia, George, el hermano de Montrose, y su esposa Hypolita, Horace el hijo de estos, Abdulá, amigo de los Turner o Ruby la hermana de Letitia. También los villanos son recurrentes, sobre todo Caleb Braithwhite, hijo de Samuel Braithwhite, ambos poderosos magos y líderes de la logia de la Orden Adamita del Alba Antigua.

Cada relato está centrado en varios de los protagonistas, siendo Atticus, Letitia, Montrose y Caleb los personajes centrales en la mayoría de ellos. Como hilo conductor, el futuro de la logia de los Braithwhite y su incansable búsqueda de poder y nuevos conocimientos arcanos.

Por el camino descubriremos cosas maravillosas, como un observatorio que abre puertas a otros sistemas solares y planetas desconocidos que son usados como cárceles (Hypolita trastoca el universo), una casa con un extraño pasado y un habitante persistente (Sueños de la casa qué) o un muñeco embrujado que persigue a un niño para matarlo (Horace y el muñeco diabólico).

El primer relato, Territorio Lovecraft, no solo da nombre al libro, sino que es también el más extenso. Es aquí donde se nos presentan todos los personajes principales de la obra, es también este relato el que dará pistoletazo de salida al resto de narraciones. Es a partir de los sucesos de este relato inicial, por el que se desencadenan los demás.

De todos, personalmente, fue Hypolita trastoca el universo el que más disfruté. No solo porque el personaje de Hypolita está muy bien construido, sino porque la historia que se nos narra en él es tan fascinante como humana.

Territorio Lovecraft: Ciencia ficción en los años 50

A pesar de lo que cabría esperar de una obra que lleva el sello «Lovecraft» en el título, no estamos frente a una obra de terror. Es en realidad, un compendio de relatos que flotan entre la ciencia ficción y una especie de realismo mágico. Algunos relatos como Horace y el muñeco diabólico tienen algunos tintes macabros, pero el tono general es más bien divertido.

Territorio Lovecraft es una obra de aventuras muy de estilo de los folletines pulp de los años 30 y 40. Se trata de una obra amena, entretenida y llena de momentos estelares, como el de una mujer que cambia de piel gracias a un hechizo o un ser con forma de bola que devora cualquier cosa que se le ponga por delante.

Matt Ruff ha construido un mundo creíble, con una estructura interesante. Aquí hay magia. Una magia muy poderosa, pero con ciertas limitaciones. El sistema de creación es muy sólido, con reglas que rigen los hechizos y sus efectos, casi como en un juego de rol complejo tipo Mago, la Ascensión.

Lovecraft y el racismo

A pesar del título, Lovecraft no aparece en la obra y apenas se le nombra más que en el primer relato y muy de pasada. La elección del título no es al azar, pues ya sabemos que todo lo «lovecraftiano» se vende mejor.

Sin embargo, y a pesar de ese juego de marketing, debo decir que la novela está a la altura. No solo por las historias fantásticas que lo componen, sino por el contenido de crítica social. Todas las narraciones que encontramos en el libro, vienen salpicadas con hechos reales y anécdotas de la época. Así por ejemplo, Montrose y Georse perdieron a su padre en los disturbios raciales de Tulsa en 1921 o vemos como George y Atticus están viajando en la «guía para viajes seguros para negros», que en realidad se llamaba Green Book y era una guía de sitios en los que la gente de color era bien recibida durante los años de la segregación.

Si hay un tema recurrente durante toda la obra es el racismo. Atticus, Letitia, Ruby y todos nuestros protagonistas, sufren el desprecio de los blancos continuamente. Y no solo de forma violenta y espectacular, veremos el racismo en las pequeñas cosas, como el ser constantemente ignorados o levantar sospechas solo por estar en un lugar determinado. El retrato que hace Ruff del racismo en la américa blanca es digno de leer y, sobre todo, de recordar y tener presente.

Al final, Territorio Lovecraft es una lectura divertida, entretenida y llena de momentos y personajes brillantes.

Puntuación: 5 de 5.