En Internet, como en todo, el tiempo es oro. A diario leo comentarios de personas que dicen no leer blogs porque no tienen tiempo. Por otro lado, están los que tienen un blog de escritor, y que se preguntan cuánto deben medir sus contenidos. Y no hablo solo de los posts, estoy hablando de todo; actualizaciones en redes sociales, podcasts, vídeos en Youtube… ¿Cuánto deberían medir mis contenidos?

Una de las preguntas que más veces me han hecho desde que hago asesorías y me dedico al copywriting para escritores es: ¿cuántas palabras debe tener un artículo de blog? La respuesta es… Depende. No. En serio. Según todos los estudios realizados en blogs americanos como el de Buffer o el de Moz, la respuesta es: 1600 palabras.

Si estás en esto de las redes sociales y de los blogs, seguro que te has hecho esta misma pregunta millones de veces, ¿o no? Te pones a tuitear y se te va la mano… 200 caracteres, ¿será mucho? O te pones en Facebook, te lías y ¡zas! 700 caracteres… ¿alguien se parará a leer eso? Y ya no hablemos de los correos electrónicos… Si nunca te has quedado mirando la pantalla de tu gestor de correos, preguntándote si te has pasado con al extensión de tu siguiente newsletter, es que no tienes vida —online, claro—.

Hoy quiero dejarte esta guía en la que te explicaré la extensión ideal de todo lo que publiques en Internet. Para que te hagas una idea de lo que deben medir tus contenidos.

La extensión ideal en Twitter

En Twitter no es tan sencillo medir los contenidos. Aunque, algunas empresas dedicadas al marketing como Buddy Media o Track Social, consideran que la extensión ideal de un tuit está en los 100 caracteres.

Según los estudios de Buddy Media, los tuits con 100 caracteres o menos reciben un 17% más de engagement. La razón es que con esta medida se leen y manejan bien tanto en ordenadores como en teléfonos móviles. Además, la creatividad y al sencillez se llevan bien.

Entre 71 y 100 caracteres existe un pico de interacción entre los usuarios. Se trata de lo que ellos denominan, longitud media, lo bastante cortos para no cansar y lo suficientemente largos como para expresar cualquier concepto.

Son ideales para retuitear.

La extensión ideal en Facebook

La extensión ideal de Facebook es de 40 caracteres. Teniendo en cuenta que se nos permiten hasta 2000… Parece mentira.

Jeff Bullas, un gurú del marketing digital, afirma que la fórmula mágica de Facebook son los 40 caracteres. Jeff analizó sus publicaciones en Facebook, fijándose en los comentarios, likes y «shares» y descubrió que los posts ultra-cortos recibían hasta un 86% de engagement que el resto.

En el texto sobre las buenas prácticas de Facebook, nos invitan a escribir artículos por encima de los 80 caracteres. Es verdad que, el texto por encima de este número, es el segundo en engagement. En este caso reciben hasta 66% más de interacción con los lectores.

Seguramente, con la entrada en el terreno de juego del vídeo nativo y del vídeo en directo, la cosa cambiará. Pero, si estamos hablando de actualizaciones de texto, la fórmula sigue vigente.

La extensión ideal de un encabezado

¿Has leído todo el título de este artículo antes de pinchar? Según los chicos de Kissmetrics, no. Lo que nos dice el artículo es que, no solo escaneamos el texto, también lo hacemos con los títulos. Según el artículo leemos solo las tres primeras y las tres últimas palabras.

Si quieres triunfar con tus títulos quédate en las seis palabras.

No te ralles. Vas a encontrar pocos títulos de solo seis palabras. Son jodidos de escribir. Lo que deberías hacer —según el artículo— es crear el título de forma que, sabiendo como se leerá, lleve al lector hasta el texto.

Resumir tanto un titular para un artículo es muy difícil. Ya sabes que dicen que tienes que pasar tanto tiempo escribiendo el texto, como pensando en su título. Aún así, resumir hasta las seis palabras es casi imposible. El título debe tener autoridad y llamar la atención de tus lectores. Eso, en un formato hipercomprimido, es prácticamente imposible.

No te compliques la vida. De hecho, si analizas algunos de los mejores títulos de Internet, suelen superar las 30 palabras. Y no, no es coña. Trata siempre de ser conciso y concreto, si no puedes, toma esta regla: si mide más que un tuit, es caca.

La extensión ideal de un post

Normalmente, tras la pregunta; ¿cuánto deben medir mis contenidos? Se esconde una única duda: ¿cuánto deben medir mis posts? A la gente no le importa tanto la extensión de sus actualizaciones sociales, como las de sus artículos.

Ahí es donde ocurre la magia, ¿verdad?

A mí me gusta mucho Medium. De hecho tengo un espacio allí en el que escribo mis artículos más personales. Medium tiene una especie de laboratorio y está muy bien, porque ofrecen muy buenos consejos sobre copywriting y sobre escritura en general. Y fue en su laboratorio donde compartieron este artículo sobre la extensión ideal de un artículo.

La respuesta es: 1600 palabras o 7 minutos de lectura.

Desde una perspectiva puramente SEO, Serpiq examinó varios artículos y llegó a la conclusión de que los mejores suelen estar por encima de las 2000 palabras. En la misma línea los chicos de Moz aseguran que los artículos más largos reciben más enlaces.

Los últimos algoritmos de Google y la inclusión a piñón del SEO semántico y de Rankbrain, hacen que se premie los artículos muy largos. Esto es porque el cerebro de Rankbrain entiende que un artículo por encima de las 2000 palabras ofrece mucha información. Si además está lleno de subencabezados y de listas…

En fin, el tema en esta parte es no encasillarse. ¿Tienes material para 2000 palabras? Escríbelas. Si llegas a 2500 no pasa nada, si te pasas hasta 3000 tampoco y si te quedas en 700 o 900 tampoco pasa absolutamente nada; siempre que tu artículo merezca la pena. En cuanto a la extensión de los posts, escribe lo que necesites. Ni cortes, ni rellenes con paja.

La extensión de un párrafo

El ancho ideal de un párrafo en Internet es de 40 a 55 caracteres.

Ya, ya. Ya sé que extensión no es lo mismo que ancho, pero según el experto en marketing digital, Derek Halpern, este es un factor muy importante y que afecta a la forma en la que se aprecia y se lee tu contenido.

Me explico:

  • El ancho de tu contenido, a simple vista, puede dar sensación de simplicidad o complejidad.
  • La anchura del texto afecta a la forma en la que el lector comprende lo que lee.

El párrafo ideal deberá parecer simple y ser sencillo de leer. Esto es muy fácil de entender. ¿Alguna vez habéis entrado en uno de esos blogs de Blogger o una página 2.0? Muchos blogs de Blogger siguen usando plantillas viejas, con una tipografía enana y condensada en párrafos de 10 líneas. Lo mismo pasa con las páginas y blogs anticuados. Yo cuando veo eso, echo a correr. En serio. Corro en círculos por mi habitación.

El tamaño y la legibilidad de la tipografía también son un factor SEO —aunque no te lo creas—. Google apuesta en su nuevo algoritmo por la UX —user experience, la experiencia del usuario—. Factores como la accesibilidad a tu contenido para personas con discapacidades visuales, son muy importantes. De ahí que deberías utilizar siempre fondo blanco y letra negra y rellenar la etiqueta descripción de las imágenes —pues en ordenadores adaptados para personas con discapacidad visual, esta etiqueta les chiva el contenido de la foto—.

Seguro que has visto muchos blogs que tienen un párrafo inicial más grande que el resto. Esto tiene su por qué. Se trata de un simple truco psicológico. Si el párrafo inicial es más grande, será más fácil de leer y eso como dar un empujón de salida al cerebro para la carrera.

La extensión ideal de un correo electrónico

En 2012, Mailchimp publicó en su blog un artículo que aseguraba que la extensión del asunto no importaba. La afirmación, aunque arriesgada, estaba basada en sus datos —y te aseguro que Mailchimp tiene datos para aburrir—. Al final, demostraban que la extensión no influía en la tasa de apertura.

Dicho esto, sí que existe un umbral. Todos —incluso Mailchimp— están de acuerdo en que jamás deberías superar los 50 caracteres en los asuntos. Además, otros estudios realizados por Mailer Mailer, descubren una ligera mejora en la apertura, con asuntos de entre 28 y 39 caracteres.

La extensión de las cosas en Internet

Pero no acaba aquí la cosa. Cuánto debe medir mi contenido, es una pregunta muy amplia y aún quedan algunas cosas por saber.

Por ejemplo, las presentaciones estilo TED —un vídeo demostrando algo, exponiendo una teoría o, simplemente, enseñando algo—, no debería superar los 18 minutos.

Los títulos en la página de Google

Los títulos SEO en Google, el que aparecerá en los SERPs no debe exceder los 55 caracteres. Aunque siempre se ha dicho que tenemos un máximo de 60, lo mejor es no llegar a ocuparlo por completo.

Como regla para «controlar» tus títulos: Google usa Arial para los títulos en sus búsquedas. Arial es una tipografía proporcional, esto significa que una «i» minúscula ocupará menos píxeles que una «w» mayúscula. Así que, según las letras que utilices, tendrás más o menos espacio. De ahí que nunca debas pasarte de los 55 caracteres.

¿Cuánto debe medir mi dominio?

¿Y los dominios? ¿Cuál es la extensión ideal para un dominio? Según Daily Blog Tips, estas son las características de un buen dominio:

  1. Es corto.
  2. Fácil de recordar.
  3. Sencillo de pronunciar.
  4. Descriptivo o de marca.
  5. No contiene guiones ni números.
  6. Tiene una extensión .com

Descubrieron mediante la información del ranking Alexa que, más del 70% de los dominios tienen 8 caracteres o menos. Aunque lo habitual es que se sitúen en 7 caracteres.

Conclusión

Ya has visto cuánto debería medir tu contenido en Internet. Ahora te toca probar. Como siempre no hay nada escrito en piedra. Sal ahí fuera, prueba y analiza. Quédate con lo que te funciona y olvida lo que no.

¿Qué extensiones te funciona bien a ti? ¿Con qué extensiones sueles trabajar en tu blog? ¿Te gusta leer artículos largos o prefieres contenido corto?