Como ya tendrías que saber a estas alturas, el mes de octubre fue para las escritoras. Por si estás en las nubes o vives en las alcantarillas, te comento, durante el mes de octubre se lanzó un hashtag #LeoAutorasOct. Se trata de dedicar el mes a leer autoras. La iniciativa nace con La Nave Invisible, una plataforma que busca dar voz a esas obras —y sobre todo a las personas que están detrás de ellas— y que muchas veces parecen invisibles a ojos de los lectores.

Parece que alguien ha decidido que la literatura de género es algo de hombres y que las mujeres no son aptas para contar este tipo de historias. En fin… Lo de siempre. #LeoAutorasOct y la Nave Invisible, pretenden cambiar esa dinámica y yo espero que lo consigan. A mí me encantan nuestras autoras y creo que todos deberíamos luchar para que ocupen su sitio entre los Sanderson y los Martin.

En fin, que me enrollo como una persiana. A lo que voy, para terminar octubre y, además, hacer algo especial por Halloween, decidí preguntar a varias escritoras por sus libros de terror favoritos. Les pedí que recomendasen a sus lectores un libro de terror. Ellas, que son la mar de majas, se prestaron y aquí están sus recomendaciones.

Espero que te gusten.

Los libros de terror favoritos de las escritoras

Cris Mandarica: Drácula, de Bram Stocker (@CrisMandarica)

Jaume me ha pedido que recomiende a sus lectores mi libro de terror favorito, y no puedo pensar en otro que no sea Drácula, de Bram Stocker. Hablar de este libro es mencionar, en primer lugar, que es el único que releo cada año (si tengo ocasión). Es un clásico del género epistolar y la literatura de terror que nos habla del vampiro más famoso que ha existido nunca. Las bases de las historias de vampiros se encuentran en esta novela, por lo que es una lectura imprescindible tanto si eres un lector que disfruta con este tipo de terror, como si se trata de un escritor, pues de esta historia podrás aprender mucho sobre escritura en general.

Si te acercas a esta lectura por primera vez lo harás sabiendo lo fundamental y, aún así, la disfrutarás. Aunque sepamos de qué se habla desde la primera línea y ya conozcamos al famoso Conde Drácula, nos veremos envueltos en una atmósfera lúgubre, pesada y terrorífica. El autor consigue que nos metamos en ese ambiente de muertos vivientes que constituyen una amenaza para la humanidad y de vivos que temen a lo desconocido. Eso es, para mí, lo que hace a este libro especial y también atemporal, pues ciento diecinueve años después de que fuese escrito todavía sigue siendo un referente y una lectura obligada.

En definitiva, Drácula es como una casa del terror: entras porque es un clásico, sabes con qué te vas a encontrar y, aún así, te sorprendes y te asustas como si no lo supieras. En un parque de atracciones no se te ocurriría dejar pasar la oportunidad de entrar en esta atracción tan típica, porque sabes que la vas a disfrutar; así que esta ¿te la vas a perder? Yo no lo haría.

Cris Mandarica es autora de Detrás de la Pistola, publicado por la editorial Libros.com y además es el rostro que verás Detrás de la Pistola, su blog.

Raquel: El corazón delator y otros relatos, Edgar Allan Poe (@islatintero)

En mi caso, mi libro de terror favorito es una recopilación de Edgar Allan Poe que se llama El corazón delator y otras historias. Tengo que admitir que no he leído mucho terror, pero de lo que he leído, este ha sido el que más me ha gustado. Otros libros tiran de gore, de asesinatos o de muerte para intentar dar miedo, pero Poe consigue crear la atmósfera perfecta.

Esta recopilación incluye, además de El corazón delator (mi relato favorito, es sencillamente genial), William Wilson, que me produjo mucha angustia al leerlo por primera vez y El escarabajo de oro, que es todo un clasicazo.

Yo, desde luego, lo recomiendo a todos aquellos que estén planteándose empezar con el terror pero no saben cómo: Poe es una apuesta segura. Y además, si os gusta, siempre podéis seguir con todos los demás relatos que tiene.

Raquel dirige su blog Relatos en la Isla Tintero, un blog de referencia para cualquier escritor de ciencia ficción. Su especialidad es la ciencia, amiguetes… y sabe muchísimo.

Jen M.D: Dominios, de James Herbert (@JenMDstuff)

Uno de los libros de terror que siempre recuerdo es Dominios de James Herbert. Lo leí en los albores de mi adolescencia y todavía recuerdo algunos pasajes del libro que me provocaron escalofríos.

Pero si estos no son ya ingredientes para temer, las descripciones del autor me parecieron maravillosas y fueron, para mí, lo más terrorífico del libro. Me explico: describe todo tan bien y con el nivel de detalle necesario para que te lo imagines sin problemas. Con semejante escenario (radiación, supervivencia, ratas…) las descripciones pueden llegar a ser un tanto tenebrosas. Además, el libro tiene un ritmo trepidante y engancha, cuesta soltarlo e irse a dormir.

Ahí tienes unas buenas razones para darle una oportunidad a Dominios, aunque ya advierto (y la cubierta trasera del libro también lo hace) que hay un terrorífico secreto, «el secreto es tan horroroso que su descubrimiento conduce a la locura». Y, sin duda, es bastante escalofriante.

Jen M.D tiene su propio blog con recursos para escritores y con buenas guías y herramientas.

Elena: La chica que amaba a Tom Gordon, Stephen King (@esq_dobladas)

Hace ya algunos años que leí La chica que amaba a Tom Gordon, de Stephen King: fue la primera novela de terror que recuerdo haber leído y quizás precisamente por eso (y porque era muy jovencita e impresionable) es la que más me ha marcado del género.

La historia se centra en la aventura de supervivencia de una niña perdida en un bosque pero, sobre todo, explora la psicología de la protagonista y cómo esta se las ingenia para mantener la cordura cuando pasa días sola, deshidratada y enferma luchando con los fantasmas que ha creado su propia mente (y con el bosque, que se convierte en un personaje más).

Lo considero una buena opción para iniciarse en este tipo de lecturas: King maneja muy bien la tensión y la intriga y te pone los pelos de punta, pero no tanto como para huir despavorido de cualquier otro libro con su nombre en la portada.

Elena es autora del blog Esquinas Dobladas, en el que comparte muchos consejos y recursos para escritores. Además es autora de la novela Cuando la Luna Brille, publicada por la editorial Tandaia.

Gabriella Campbell: IT, Stephen King y El gran espectáculo secreto, Clive Barker (@ProyectoPoema)

Creo que lo que buscamos en el terror es lo espeluznante, lo que nos hace sentirnos vulnerables, reconocidos y emocionados a la vez. En ese sentido, creo que los libros de ese género que leemos en la adolescencia forman parte de un rito de paso muy especial. Por eso, mis favoritos siempre serán los que leí, tal vez, demasiado joven e inocente: It, de Stephen King, y El gran espectáculo secreto, de Clive Barker.

Gabriella Campbell no necesita que la presente, ya sabes que es la dueña y señora de GabriellaLiteraria. Su última aventura literaria es El Día del Dragón, junto a José Antonio Cotrina.

Cris Miguel: Misery, Stephen King (@Cris_MiCa )

Después del clásico «qué difícil es quedarse solo con un libro», y frases hechas varias, recomiendo uno que ni siquiera lo considero de terror como tal: Misery, de Stephen King. Sabemos que en la literatura el terror funciona a base de suspense y atmósfera, porque lo que a unos nos puede dar miedo a otros les puede dar risa. En Misery no corres el riesgo de que te pase eso, porque el suspense recae en lo siguiente que puede hacerle la puta loca de Annie al protagonista, y por supuesto toda la novela mantiene un ritmazo de narración, algo complicado ya que el protagonista no sale de la habitación. Si lo tenéis pendiente, leedlo.

No puedo poner un punto y final a mi intervención sin recomendar un clásico como M.R. James, muy bueno con la atmósfera y sus fantasmas. Cualquier relato de este señor que pueda caer en nuestras manos será bueno, pero por recomendar algo más concreto me quedo con sus Historias de fantasmas de un anticuario. Tampoco es terror al cien por cien, y menos a estas alturas que estamos contaminadísimos, pero consigue algún escalofrío que otro con sus descripciones.

Cris es editora en Pulpture y Ánima Barda, además escribe en su blog No me gustan los números, donde reparte leña entre series, cine y libros. Además es autora de A Muerte! una deliciosa aventura espacial con gladiadoras (¡Gladiadoras!).

Pues está aquí las recomendaciones de las escritoras. Seguro que entre estos libros encontrarás alguno que te guste o que te hayas leído, si no es así, no sé a qué esperas. Pilla uno y hazles caso, que saben mucho de esto.