Estamos viviendo tiempos difíciles. Quién te iba a decir a ti hace dos meses, que a estas alturas ibas a estar en confinamiento sin poder pisar la calle por culpa de un virus. Un virus, nada más y nada menos. Es un momento para ser responsable y pensar en los demás. Es tiempo para quedarse en casa.

¿Y qué puedes hacer durante estos tiempos de confinamiento? Pues nada mejor que leer y, como parece que ahora mismo solo hay un tema en todas partes, pues aquí tienes una lista de libros de epidemias, para leer durante la cuarentena.

Libros de epidemias para no aburrirte en el confinamiento

1. Apocalipsis, de Stephen King

Ahora que tienes tiempo, no tienes excusa para enfrentarte a este mostrenco de casi 2000 páginas. La historia de Apocalipsis puede resultar demasiado familiar ahora mismo, un virus de la gripe llamado «Capitán Trotamundos» escapa de un laboratorio militar e infecta a casi todo el mundo.

Los pocos supervivientes se dividen en dos grupos, uno de ellos bajo el mando de Madre Abigail representa el bien y el orden, mientras que el otro, formado por delincuentes y asesinos, bajo el mando del terrible Randall Flagg buscarán crear una sociedad basada en el caos.

Es uno de los mejores libros de Stephen King y supone la primera aparición del que será su villano más emblemático, Randall Flagg.

2. Los ojos de la oscuridad, Dean Koontz

En los últimos días se ha hablado mucho de este libro que, por desgracia está descatalogado. Los ojos de la oscuridad, escrito en 1984, nos cuenta como un científico chino Li Chen lleva a EEUU una cepa de un virus desarrollado en los laboratorios RDNA creada a partir de 400 microorganismos diferentes. Al virus se lo denomina «Wuhan 400» y según Koontz se trata de un arma perfecta, ya que solo afecta a los seres humanos, igual que la sífilis, su virus no puede vivir fuera del organismo más de unos pocos minutos.

Aunque la historia de Koontz es exagerada y no tiene mucho que ver con la realidad del brote del COVID-19, lo cierto es que nos pone la piel de gallina por la coincidencia sobre el origen del virus.

3. La peste, Albert Camus

La peste es otro de esos libros que parece premonitorio. En realidad, retrata el dolor sufrido por la Segunda Guerra Mundial. La novela está ambientada en Orán y narra los estragos de una epidemia que causa centenares de muertes cada día, la propagación imparable de la enfermedad obliga a las autoridades a declarar la cuarentena e imponer un severo encierro.

El libro retrata a la perfección lo que estamos viviendo ahora mismo, demostrando que, además del virus, tenemos que enfrentarnos a otros males como la incompetencia de una clase política nefasta a la que no le importa la vida humana, la insolidaridad, la inmadurez de la población y el egoísmo del ser humano.

4. La amenaza de Andrómeda, Michael Crichton

El primer best-seller del creador de Jurassic Park nos habla de Wildfire, un programa para el estudio y contención de posibles contaminaciones extraterrestres en satélites y naves espaciales. Cuando dos años después de la creación del proyecto el satélite Scoop 7 es obligado a regresar a la Tierra, el grupo de contención descubre que, en el lugar de aterrizaje no hay nada, el satélite ha sido llevado a un pequeño pueblo, Piedmont, cuyos habitantes han muerto rápida y misteriosamente.

A partir de aquí se desata una carrera científica para prevenir la expansión de un patógeno desconocido y salvar a la especie humana del exterminio. Crichton critica la ineficiencia del aparato militar y científico-espacial de los EEUU, al tiempo que muestra que los avances tecnológicos no sirven para controlar lo desconocido, especialmente cuando el enemigo es un organismo vivo.

5. Soy Leyenda, Richard Matheson

En Soy Leyenda, Matheson nos enfrenta de nuevo a un virus mutado. Robert Neville es el único superviviente de la guerra bacteriológica que ha convertido a los seres humanos en una especie de vampiros. Por el día su vida es monótona, dedicándose a reparar su casa y retirar los cadáveres de los vampiros de su jardín y por la noche trata de no perder la cabeza, mientras los seres asedian su casa.

Llegado cierto punto, Neville se obliga a estudiar medicina —¡Hola, formación online!—para intentar descifrar el misterio de estas criaturas. A partir de aquí el libro cambia drásticamente y nos lleva a un final que es digno de su título.

6. La carretera, Cormac McCarthy

La carretera es uno de los libros más tristes que he leído en mi vida. Toda la narración está teñida de desgana, es casi como leer algo de color gris. La historia nos lleva a una sociedad devastada por un hecho desconocido, con el mundo a punto de finalizar. El protagonista y su hijo recorren una carretera hacia el este, en busca del mar.

El libro es una estampa de la desolación y la falta de humanidad, nos muestra una sociedad rota y desesperada por enfrentarse a un final inevitable.

7. Decameron, Bocaccio

¿Qué es lo mejor que puedes hacer durante el confinamiento? Sentarte con tus amigos y contar historias. El Decameron de Bocaccio es una colección de más de 100 historias sobre el amor, la inteligencia humana y la fortuna. Como marco de la narración tenemos un grupo de diez jóvenes que se refugian en un villa a las afueras de Florencia durante el brote de peste bubónica de 1348.

8. La máscara de la muerte roja, Edgar Allan Poe

La máscara de la muerte roja también se enmarca en los años de la peste negra. En este caso nos habla del Príncipe Próspero y algunos de sus nobles y de cómo intentan evitar la muerte encerrándose en una vieja abadía y celebrando una fiesta, indiferentes a los sufrimientos de su pueblo. Encerrados a salvo tras sus muros, buscan aguantar hasta que pase la plaga.

De nuevo, estamos ante un cuento que parece premonitorio y que nos demuestra que la clase dirigente siempre ha sido inepta y ajena a los problemas del pueblo.

9. Guerra Mundial Z, Max Brooks

Una de zombis. Se trata de un conjunto de entrevistas individuales narradas por un agente de la comisión de Postguerra de las Naciones Unidas, tras la devastadora plaga de muertos vivientes que casi termina con la sociedad humana. Las diferentes entrevistas nos ofrecen una visión de los diez años de lucha contra la plaga zombi y de los cambios sociales y políticos a los que se ve sometida la humanidad.

De nuevo, un libro que nos habla de la ineptitud de los gobiernos para hacer frente a los desastres y de cómo al final, somos los seres humanos los que debemos preocuparnos los unos por los otros.

10. Rojo, Carlos Sisi

Aunque no son zombis, estos vampiros lo parecen. La historia narra las primeras semanas de la expansión de una extraña enfermedad que convierte a los seres humanos en vampiros agresivos, violentos y hambrientos.

De nuevo vemos cómo las autoridades no son capaces de frenar el desastre y cómo la supervivencia depende de cada uno y de los que están a su lado.