Algunos te dirán que para ser escritor tienes que leer mucho, otros te dirán que puedes ser escritor sin haber leído nada más que las etiquetas del champú… ¡Qué demonios! Ni eso. Pero, ¿acaso escribir no nos convierte en lectores?

Personalmente creo que la lectura es muy importante para la escritura. Puedes escribir sin haber leído nada en tu vida, de la misma forma que puedes operar una úlcera sin saber nada de medicina. Otra cosa son los resultados que obtengas. ¿Cómo vas a usar correctamente las normas de ortografía si nunca te has sumergido en la lectura de un libro? ¿Cómo vas a saber utilizar el lenguaje si careces de vocabulario? ¿Cómo sabrás lo que la gente quiere leer si no has leído a los grandes (o los no tan grandes pero que venden mucho)?

Yo llevo bastante tiempo trabajando de mi escritura, pero llevo mucho más tiempo leyendo y aun así cometo errores ortográficos y gramaticales, ¿y crees que puedes hacer esto sin abrir un libro? Yo creo que no, pero ya sabes lo que dicen de las opiniones. Y como la mía es una de tantas, para ilustrar este artículo dejaré que sean dos maestros del terror los que lo hagan.

Stephen King Y H.P Lovecraft son dos grandes figuras de la literatura de terror de sobra conocidas así que os dejo con sus consejos sobre leer y escribir.

Lovecraft

En tiempos de Howard Philip Lovecraft no había blogs y existían pocas comunidades de escritores, por eso explicó en un artículo para la United Press Association que para ser un buen escritor hay que leer mucho.

Según sus palabras ningún escritor que aspire a publicar debería contentarse con adquirir simplemente las técnicas de su oficio. La impresión debe ser mayor que la expresión. Cualquier intento de mejorar en la escritura deberá ir precedido de la lectura analítica de las grandes obras de su tiempo.

Una simple página de uno de los grandes autores puede enseñar más que un curso entero en una academia. Por eso la lectura de Irving puede enseñarte más sobre el estilo que la mayoría de los manuales. Un relato de Poe puede causar una mayor impresión y enseñar más sobre las descripciones que una clase de escritura.

Lovecraft era una persona criada en un hogar elitista (se declaraba racista) y por eso aconsejaba no leer los magacines de la época (los que irónicamente harían grande su nombre), ya que están llenos de mala escritura que entra fácil y es muy complicada de curar. Asimismo asegura que un buen hábito de escritura es el de leer y analizar la Biblia del Rey Jaime (King James Bible), el motivo es la profundidad poética de sus frases y estructuras.

Asegura que Lord Dunsany aprendió a escribir con este método y que por eso es uno de los mejores escritores de su tiempo.

Lovecraft, aunque a su manera, aconseja a cualquier persona que pretenda escribir que lea mucho (para leer la Biblia hay que ser un gran lector), pero no sólo hay que leer; hay que analizar lo que se está leyendo, profundizando no sólo en la historia, también en las estructuras y el vocabulario.

Stephen King

King y Lovecraft: leer y escribir

«Si quieres ser escritor sólo tienes que hacer dos cosas; leer mucho y escribir mucho».

Esta frase de Stephen King es una de mis favoritas, creo que habría que repetirla a todas horas y a todo el mundo.

La escritura comienza con la lectura. Es mediante la lectura cómo empezamos a saber lo que significa contar historias, con la lectura aprendemos a escoger las palabras y ponerlas en el orden correcto. Los libros que leemos inspiran los que escribimos y podemos aprender muchísimas cosas de los que llegaron antes, ¿cómo vamos a escribir si no leemos?

Puede parece obvio: si quieres escribir, tienes que leer. Pero sigue habiendo muchos que creen que lo de escritor es cuestión de suerte, todavía quedan personas que creen que para ser escritor lo único que necesitas es talento. A día de hoy sigo escuchando eso de: «¡Ya ves! Cualquiera puede escribir un libro».

Tienes que leer mucho y escribir mucho antes de ser capaz de escribir un libro por el que la gente esté dispuesta a pagar, a menos que seas un prodigio, y la mayoría de nosotros no lo somos.

El consejo de King sobre leer y escribir, puede ser la base sobre la que muchos escritores cimienten sus hábitos de escritura. En su libro Mientras escribo, nos explica su hábito diario: se levanta temprano, desayuna y se pone a escribir hasta la hora de comer, luego pasa la tarde leyendo, después da un largo paseo y dedica la noche a su familia.

King es el rey del terror, pero sigue leyendo cada día, no ha dejado de empaparse de los clásicos, de las novedades, de lo que vende mucho y de lo que vende poco.

La lectura es un hábito saludable que debemos practicar si queremos ser escritores, no podemos llegar, juntar frase y media y pensar que de la noche a la mañana nos van a publicar. La lectura es un hábito que debemos cultivar y cuidar.

Leer es importante, no sólo vas a mejorar como escritor, mejorarás como persona. Leer amplia tu vocabulario y mejora tus capacidades mentales, cada vez que lees tu cerebro cambia, crece y «mejora» creando nuevos pliegues. Leer ayuda a la memoria y mejora el aprendizaje y la educación de los niños… ¿Necesitas más excusas?

¿Cuántos libros lees al mes? ¿Escribes después de una sesión de lectura? ¿Cuánto escribes? ¿Estás leyendo algo ahora mismo? ¿Qué estás leyendo?