Hace unas semanas te hablaba en Marketing Online Para Escritores sobre el marketing de contenidos. No sé si leíste el artículo, pero allí te contaba qué demonios es eso… Y básicamente no es otra cosa que vender, sin parecer un comercial. En ese artículo también te dije que sin una buena estrategia estás perdido, será como navegar sin brújula.

Entiendo que no quieras ni mentar el marketing, que te agobia, que no te gusta y tantas cosas. Pero tienes que entender lo importante que es tener y definir una estrategia.

Si no sabes qué quieres hacer con tu blog, si solo escribes por escribir, con el tiempo abandonarás, te cansarás o dejarás de divertirte con esto. Se te hará pesado y, quieras o no, acabarás dejándolo. Por eso es tan importante crear una estrategia de contenidos antes de meternos en harina. Sin estrategia, simplemente estaremos tirando a la basura un montón de tiempo, esfuerzo y grandes contenidos.

Con este artículo, voy a intentar explicarte qué es y cómo puedes crear una buena estrategia de contenidos.

¿Marketing de contenidos y estrategia de contenidos? ¿Pero no es lo mismo?

Aunque en muchas páginas verás que se usan los dos términos para describir lo mismo, la realidad es que son cosas diferentes. Todos los pulgares son dedos, pero no todos los dedos son pulgares.

estrategia de contenidos mano

¿Te imaginas una mano con cinco meñiques?

Esto va un poco por ahí. Porque tú puedes crear una estrategia para temas que no estén relacionados con el marketing, es decir, puedes crear estrategias de contenidos para informar, entretener o molestar.

Cuando hablo sobre estrategia de contenidos, quiero decir estrategia de marketing de contenidos. Vamos a ver cuáles son las diferencias entre unas y otras:

  • Estrategia de contenidos: planificación interna y tácticas.
  • Estrategia de marketing de contenidos: Visión general, objetivos, estudio de audiencia, estilo y voz, ideas.
  • Marketing de contenidos: Calendario editorial, creación, curación, promoción… Aclarar y repetir.

La  estrategia de contenidos responde a las preguntas internas y externas. Será el porqué y el cómo crearás los contenidos de tu blog de escritor. Se trata de crear un documento desde el que puedas gestionar todos los contenidos que has creado y que crearás en el futuro.

El marketing de contenidos se centra en la creación y la distribución de los contenidos, que pueden ser desde este artículo, hasta un correo de confirmación de suscripción; estos contenidos se crean para establecer confianza entre tú y el lector. Se trata de crear contenidos que tus lectores quieran consumir y que, además, les ayuden a gestionar o solucionar un problema.

¿Sabes lo que estás haciendo?

La estrategia de contenidos es el faro que te llevará por el buen camino cuando caiga la noche y lleguen las preguntas tipo: ¿Qué cojones estoy haciendo? ¿Por qué estoy aquí?

Tu estrategia tiene que ser específica para tus lectores, tienes que ser capaz de responder siempre que surjan dudas, tanto internas (¿qué hago a continuación? ¿Quién va a leer este correo?) como externas (Preguntas y dudas de tus lectores).

Pero tu estrategia también debe ser lo suficientemente abierta y flexible, como para cambiar de rumbo cuando el viento sople en tu contra.

Comienza desde una visión amplia, por ejemplo, empieza por pensar qué quieres conseguir en 5 años y avanza poco a poco, planificando todo el camino de vuelta hasta los contenidos que publicarás mañana. Esa será la base de tu contenido.

Ahora tendrás que crear una estrategia de contenidos más concreta.

Quién bien te quiere, te leerá

No hay estrategia de contenidos sin audiencia. Para seguir necesitas conocer a tu lector ideal. Tienes que hacerte una imagen muy concreta de la persona que te leerá, lo más precisa posible, cuántos más detalles conozcas mejor.

Para hacer un buen perfil de lector ideal puedes empezar por anotar información como:

  • Información demográfica: edad, nacionalidad, sexo…
  • Hábitos de lectura.
  • Hábitos en Internet (¿Leen blogs? ¿Prefieren las redes sociales? ¿Escuchan podcasts?).
  • ¿Qué canales usan? Si tu audiencia está en Twitter, una cuenta de Instagram no te sirve para nada… Si tus usuarios están en las redes sociales, un blog es una pérdida de tiempo…
  • ¿A quién siguen? (ha llegado el momento de conocer a tu competencia).
  • ¿Cuáles son sus puntos de dolor?

Existen muchas herramientas para conocer a tu lector ideal. Tienes Google Analytics, Search Console o Buzzumo. Uses la herramienta que uses, tienes que tener muy claro que ninguna estrategia será posible o viable sin conocer a tu audiencia.

Cuéntame cómo te ha ido… Auditar tu contenido

La auditoría de tus contenidos anteriores es uno de los pasos más importantes en la creación de una estrategia de contenidos. Es necesario saber qué hemos estado haciendo, tenemos que tener todo nuestro contenido controlado para saber qué hemos hecho y cómo ha funcionado. 

Vamos a ver cómo auditamos nuestro contenido sin volvernos locos.

Hacemos inventario

Para comenzar tenemos que saber qué hemos creado hasta hoy. Yo te recomiendo que uses una hoja de Excel, separas tu contenido por columnas y te armas de paciencia para estudiar cada pieza por separado. Sí, ya sé que hay plugins que te sacan todo tu contenido directamente a Excel, pero es mejor que lo hagas a mano, que te pares en cada contenido y que lo analices un poco.

Tienes que separar las imágenes, los artículos, los vídeos, las newsletter… Cualquier contenido que hayas creado. Esta es, seguramente, la parte más tediosa y larga del proceso. Pero también es la más necesaria, además, una vez hecho esto solo tendrás que actualizar de vez en cuando y te servirá para curar tus contenidos en las redes sociales.

Estrategia de contenidos evergreen

No… Cuando te digo contenido evergreen no me refiero a esto…

¡Ah! Y no te olvides de todo el contenido que hayas creado para otras páginas y blogs. Cualquier guestpost y colaboración… Todo es contenido, ¿no? Pues a la saca.

Organiza el contenido

Como te he comentado arriba, lo suyo es que tengas una hoja de Excel con todo tu contenido. Puedes usar cualquier criterio para organizar tus contenidos, por ejemplo:

Temática

¿De qué va el contenido? ¿Es un artículo de venta o es una guía  paso a paso? ¿Es sobre fantasía, terror, marketing, es personal? Separa las categorías por columnas, organiza tu contenido dentro de estas categorías, no te preocupes si una pieza tiene dos categorías.

Organizar el contenido así te permite estudiar la forma en que reaccionan tus lectores a los contenidos. Si los artículos sobre terror reciben más comentarios que los de fantasía, ya sabes que debes centrarte en ese tipo de artículos.

Extensión

Organizar tus contenidos por su extensión te ayudará a saber cómo lee tu audiencia. Puede que estés escribiendo textos muy largos y que tu audiencia prefiera formatos más cortos y cómodos como un post de Instagram o de Facebook.

Tono

Puedes organizar también por el tono de tu contenido. ¿Qué está funcionando mejor entre tus lectores, los artículos más tecnológicos o otros con un tono más divertido? El tono de tu audiencia dice mucho sobre ellos y sobre el contenido que prefieren consumir.

Canal o formato

Otra forma de organizar tu contenido es por canal o formato. De esta forma sabrás si estás apuntando al canal correcto. Puede que tu blog no reciba comentarios, pero que tus redes sociales sean muy activas. En ese caso deberás identificar tu canal principal y centrar tus esfuerzos en él.

Verás que te estoy repitiendo mucho el tema del canal. El blog es nuestra Fortaleza de la Soledad, en nuestro blog estamos a salvo y somos amos y señores. Sin embargo, el blog no es la solución ideal para todos. Estudia a tu audiencia y fíjate qué canales usan; si tu lector está en las redes sociales, ve allí y olvídate de tu blog por ahora.

¿Cuándo llega el éxito?

Una vez tengas tu primer mapa, tendrás que establecer el objetivo de cada uno de esos artículos. Tendrás que saber dónde marcas el éxito. Este «punto de éxito» variará según los objetivos que hayas marcado en tu estrategia.

Normalmente es importante saber cuánto tráfico has tenido, cuántas interacciones y si has conseguido más suscriptores y ventas.

¿Ya lo tienes? Pues respira, colega, ya ha pasado lo peor. Ahora viene la parte interesante.

Busca patrones y errores

En este punto tienes que ver qué ha funcionado y qué errores hay en tu estrategia. Si tus lectores son, en mayoría, escritores noveles que buscan visibilidad con sus blogs de escritor y tu contenido habla sobre herramientas avanzadas de WordPress, no estás acertando en el lector objetivo. Busca patrones de comportamiento y anota los resultados.

¡Tierra a la vista! Establece tus objetivos

Una vez tienes claro hacia dónde quieres y sabes cómo ha funcionado tu contenido anterior, llega el momento de establecer los objetivos.Tus objetivos tienen que ser concretos, realistas y alcanzables.

No puedes pedir peras al olmo y, por tanto, no puedes salirte por peteneras y ponerte como objetivo vender 3000 libros en seis meses. Eso es una locura. Tampoco puedes usar objetivos del tipo: vender muchos libros o tener muchos lectores.

Tus objetivos tienen que ser SMART o sea: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un tiempo establecido. Por ejemplo, aumentar la autoridad en temáticas de terror durante el primer trimestre, es un buen objetivo SMART, pero es un objetivo complicado, sobre todo porque necesitarás controlar de SEO para posicionar los artículos en primer puesto.

estrategia de contenidos movil

¿De verdad lo quieres?

Un objetivo de contenidos SMART sería crear la mejor guía sobre literatura de terror de Internet en el primer trimestre de este año. Si te fijas el objetivo es «literatura de terror» y no «cómo escribir terror». Esto es así porque tu público objetivo como escritor de terror serían los lectores de terror y no otros escritores.

Lo mejor es tener unos 3 o 4 objetivos de contenidos cada trimestre dentro de tu estrategia de contenidos.

Dime con quién vas… Tu estilo y el de tus lectores

Otro punto que no debería faltar en el documento de tu estrategia es el que defina tu estilo y la voz que usarás al escribir tus contenidos.

Tu tono y la voz de tus contenidos debe conectar con tus lectores. Si tu público son millenials, no les convencerás usando palabras rebuscadas y técnicas. Tienes que conocer a tus lectores para saber cómo hablar con ellos.

Tu voz y tu tono serán los que crearán tu imagen de marca. Tiene que ser un tono natural, en el que te sientas cómodo y que además resuene con tus lectores.

Escrito en piedra, ¿cómo documento mi estrategia?

Tu estrategia de contenidos es como una guía de estilo, tiene que ser un documento sencillo y fácil de entender. Si cada vez que lees tu estrategia tienes que recordar qué significa esto o aquello, es que lo estás haciendo mal.

Puedes usar una hoja de Excel para los pasos más técnicos, aunque casi siempre te sobra con una simple hoja de texto. Solo tienes que anotar los puntos por separado y resaltar las partes más importantes.

Recuerda que se trata de un documento vivo, tendrás que regresar a él más de una vez y tendrás que introducir cambios. Yo utilizo Google Docs para este tipo de trabajos —últimamente lo uso para todo lo que tiene que ver con mi blog—, de esta forma tengo mi estrategia en la nube, la puedo compartir y puedo acceder a ella desde cualquier lugar.

Ahora ya es cosa tuya, ¿tienes una estrategia de contenidos para tu blog de escritor? ¿Piensas crear una? ¿Cuál crees que es el paso más difícil?