El marketing para escritores es como el efecto secundario adverso, nunca piensas en él cuando te metes a escribir. O a lo mejor sí lo piensas, pero crees que ya se encargarán otros por ti. Al final, te das de morros contra la realidad y te toca entender de qué va todo esto.

Los Grateful Dead fueron uno de los más grandes grupos de música rock de la historia y marcaron una gran diferencia con el resto: nunca entraron en el circuito de las productoras. Ellos hicieron su propio marketing, encontraron un medio de hacer algo que para otros representaba inversiones publicitarias millonarias.

A menos que seas un friki musical como yo, lo más seguro es que no tengas ni idea de quién son los Grateful Dead o, si los conoces, sea por medio de las series y las películas americanas. No son un grupo tan conocido como The Doors, pero son igual de buenos.

Si por algo son conocidos los Grateful Dead es por el marketing. Ellos crearon el free access algo común hoy en día en blogs y redes sociales, pero que en su momento fue una revolución. ¿Te gustaría saber qué puedes aprender sobre marketing para escritores de los Grateful Dead?

El Free Access, el marketing de contenidos de la música

Los Grateful Dead nunca vendieron tantos discos como The Who o The Doors, sin embargo, los productores musicales, apostaron en sus inicios por los Grateful frente al grupo de Morrison. Pero el grupo liderado por Jerry García nunca quiso entrar en el «sistema» de las grandes productoras.

Sin contar con el apoyo de los grandes estudios de música y de sus maquinarias de marketing y publicidad, los Grateful Dead no llegaron a las masas como otros grupos del momento. Sin embargo, nunca dejaron de ofrecer conciertos (los últimos conciertos de la banda fueron en 2015) y en cada concierto que la banda ha dado a lo largo de la historia se agotaron las entradas. ¿Cómo es posible?

Muy sencillo: la banda contaba con fans incondicionales.

Grateful Dead en directo

Grateful Dead, desde sus inicios apostó por crear una red de contactos entre sus seguidores. Mediante el free access permitían a la gente grabar en directo sus actuaciones (incluso les daban acceso a la mesa de mezclas para lograr una grabación de mayor calidad). Estos aficionados regalaban cintas a sus amigos y de esta forma, la música se convertía en una lluvia fina que llegaba a más gente.

Esta fue una estrategia de marketing pionera. Podríamos decir que fue el germen del actual marketing de contenidos. No dudaban en regalar sus contenidos.

A pesar de lo que dijeron los críticos de la época sobre su estrategia de regalar su música, jamás dejaron de vender discos. Lograron diecinueve discos de oro, seis de platino y cuatro de multiplatino.

¿Sigues pensando que regalar es una mala idea?

Los contenidos y el marketing para escritores

El marketing de contenidos consiste en generar una gran cantidad de contenido con mucho valor.

Pueden ser relatos que regales a tus suscriptores, artículos sobre escribir, entradas de bitácora sobre tu día a día como escritor o facilitar el acceso a tus textos a todos tus seguidores. De esta forma promueves la atracción de lectores potenciales, gente que tal vez haya escuchado hablar sobre ti, pero que nunca te haya leído antes.

Tus contenidos irán abriendo camino, incluso cuando creas que están muertos, generando enlaces a otras páginas y blogs, generando tráfico, leads y provocando que el algoritmo de Google te posicione y vaya creando visibilidad para tu marca.

Hoy en día, sigue existiendo la idea equivocada de que cuando ofreces contenidos gratuitos, ideas o pequeñas dosis de tus productos de forma gratuita provocas que el público ya no quiera tu producto de venta.

Grateful Dead demostraron que la realidad es diferente: si tomas la iniciativa y ofreces acceso a tus contenidos, si los compartes públicamente, tendrás fans.

Fans verdaderos, que son los que importan.

¿Qué podemos aprender sobre marketing para escritores de los Grateful Dead?

Encuentra el modelo de negocio que te funcione

The Doors, The Who, The Animals, todas las bandas de la época se centraron en trabajar con grandes estudios y vender sus discos. Las giras de conciertos eran un medio de promoción más.

Los Grateful Dead le dieron la vuelta a la tortilla. Decidieron hacer dinero con sus conciertos y no con su música de estudio. Siempre estaban de gira, año tras año. Al poco tiempo, había una legión de gente que los seguía a todas partes.

Los Grateful Dead, además, regalaron su música. Permitían acceder a sus conciertos con grabadoras, incluso animaban a los asistentes a grabarlos en directo y mostrar las cintas a sus amigos. Es como pedir a tus seguidores que compartan tu último artículo en sus redes sociales (si estás leyendo esto, por favor, comparte este artículo, no seas ratonazo). Esto les permitió llegar a mucha más gente.

Hoy en día tienes muchas formas de publicar. Desde las editoriales tradicionales a la autopublicación y todo un abanico de opciones mixtas (ojo con estas). Puedes convertirte en un ejército de un solo hombre, una navaja suiza que lo haga todo. En ese caso, fíjate bien en la calidad final del producto, asegúrate de que les estás ofreciendo lo mejor de ti en cada aspecto de la publicación.

Si quieres, tienes otras opciones. Dispones de sitios web que publican relatos y de plataformas como Wattpad en las que puedes regalar tus textos a los lectores. Puedes regalar tus obras a los suscriptores de tu blog o crear un Patreon para que tus lectores accedan a tus trabajos por un módico precio.

Corta con el intermediario

Los Grateful Dead no usaban servicios de taquilla como Ticketmaster para vender sus billetes. Los imprimían ellos y se encargaban de la venta. De esta forma, los ingresos iban íntegros para la banda. Tú puedes hacerlo también.

Amazon ofrece muy buenas posibilidades, pero tú puedes ser tu propia página de ventas. Crea un blog, crea contenido maravilloso en él y vende tus libros a través de esa plataforma. Véndelos en físico y en digital. Gestiona tu producto y tus ganancias.

Redes sociales: convierte a tu lector en evangelista

Al contrario que el resto de bandas del momento, los Grateful Dead no trataron jamás de impedir que se grabasen sus directos. Se instalaban grandes micrófonos y una zona, junto a la mesa de mezclas, para que los asistentes obtuvieran un mejor sonido.

Décadas antes de la aparición de Napster, los Dead entendieron el valor de compartir. Si quieres triunfar en el marketing para escritores, tú también debes entender este valor. No solo es importante para ti, sino para tus lectores.

Invítales a compartir, crea un espacio en el que puedan compartir lo que les interesa. Hazles partícipes de tu trabajo, deja que se cuelen en el escenario y que vean cómo funciona todo por ahí.

marketing para escritores Grateful Dead
marketing para escritores Grateful Dead

Marketing para escritores y los verdaderos fans

Los Grateful Dead fueron uno de los primeros grupos en trabajar el email marketing. Siempre fueron muy inteligentes en la forma de comunicarse con sus seguidores. Los fans de los Dead los seguían a todas partes y mantenían una comunicación abierta en todo momento.

Antes de la aparición del email, habían creado una compleja y basta red de correspondencia entre sus seguidores. Entendieron que la mejor forma de promocionar un nuevo concierto o un nuevo disco no era la publicidad tradicional, sino el contacto directo.

El marketing para escritores se beneficia muchísimo del email. Tener una lista de correo sana, con suscriptores activos que reaccionan a tus correos es vital y una fuente casi segura de ventas.

Conviértete en una plataforma para otros

Durante las interminables giras de los Grateful Dead, los aparcamientos de los estadios en los que tocaban, se transformaron en un ecosistema para pequeños negocios nómadas. Productos artesanales, burritos vegetarianos o setas mágicas, la gente que seguía a los Grateful empezó a vivir de ellos.

Si tienes una página o un producto con mucho éxito, es posible abrirlo para que otros se beneficien de él. De este modo, Facebook abrió su código para que los desarrolladores pudieran crear juegos y aplicaciones que mejorasen la experiencia final del usuario.

En el caso del marketing para escritores, puede ser más complicado, pero aún así dispones de opciones. Crear una revista literaria digital tiene un coste cero, igual que publicar un ebook. Invita a otros escritores emergentes a participar, que envíen sus relatos o sus textos, júntalos y publícalos. Puede que para algunos de esos compañeros, esa sea la primera vez que ven sus textos publicados.

Deja que participen de la experiencia.

Utiliza la tecnología a tu favor

En lugar de confiar en la tecnología de siempre, los Grateful Dead adquirían nuevas piezas de tecnología en el camino. En cada concierto utilizaban nuevos aparatos que mejoraban su sonido. Gracias a esta moldeabilidad, su sonido estaba a años luz del resto de bandas del momento.

El marketing para escritores se puede valer de casi cualquier tecnología existente. Podcast, canales de Youtube, vídeos en directo en Facebook, las stories de Instagram. Adáptate, incorpora las nuevas tecnologías tan pronto como aparezcan, conviértete en un early adopter, sé un mago de esas tecnologías antes de que el mundo las descubra.

Usa las redes para enamorar a la gente

En 1968, los Grateful Dead contraron a Scott Brown, un fan de la banda, como responsable de su comunidad. Fue el primer community manager de la historia.

Crea un grupo de Facebook, trabaja con Tumblr o Twitter y habla con tus seguidores. Mediante su responsable de comunidad, los Dead compartían a diario, pequeños detalles de su vida personal con sus seguidores.

La banda respondía personalmente cada mensaje que recibían y compartían el contenido que generaban sus propios fans con los demás. Todo el arte que se creaba entorno a la banda era compartido y aumentaba el valor de la banda, a la vez que inspiraba a otros a seguir creando contenidos.

Conclusión

Los Grateful Dead han sido una de las bandas más grandes de la historia de la música moderna. Supieron salir del sistema de la época y se crearon su destino. Compartían su música con sus seguidores y lograron fidelizarlos de tal forma que los acompañaban a todas partes.

El marketing para escritores debería lograr eso mismo: crear una comunidad de lectores y fidelizarla. Mediante el marketing de contenidos (es decir, regalando contenidos) crearás una comunidad de lectores y de gente interesada en ti, los convencerás y los fidelizarás, en última instancia los convertirás en evangelistas de tu escritura.