Facebook, a pesar de las noticias de las últimas semanas, sigue siendo la red social con más usuarios activos. A diario tiene una población mayor que la de países como China o la India. Solo por esta razón deberías tener una página de Facebook de escritor y un plan de marketing para ella.

Todo el mundo está en Facebook. Claro que la mayoría estamos en todas las redes sociales sin saber muy bien cómo funcionan. Si eres de esos despistados, en mi blog encontrarás una guía muy extensa sobre cómo gestionar tus redes sociales de escritor.

Hoy me centraré en Facebook y solo Facebook.

Facebook como plataforma literaria

Esta semana me encontré un artículo muy interesante sobre utilizar Facebook como plataforma de promoción literaria. El artículo hablaba sobre James Patterson y la promoción de su última obra El Chef.

El equipo de marketing de Patterson utiliza Facebook para acercar los personajes al lector. Mediante el chat de Facebook podrás hablar con los personajes y conocerlos a fondo. Podrás escucharlos contar sus historias y, de esta forma, te meterás en la historia… Incluso antes de haber leído la primera línea.

No está nada mal este planteamiento. Es verdad que ninguno de nosotros puede permitirse pagar a un equipo de marketing o un grupo de actores para que encarnen a sus personajes.

Eso no significa que no tengas que tener una página de escritor en Facebook y hacer cosas divertidas para tus lectores.

¿Debe estar en Facebook un escritor?

Si con la frase: «posee una población activa mayor que la de China o la India» no te ha quedado claro, te diré que sí. Que deberías estar.

Pero también tengo que decirte que no estés por estar. No hagas bulto. Crea una página de escritor si tu público está en Facebook y si no lo está, es mejor que no pierdas tiempo. Dicho esto, para la mayoría de escritores es importante estar.

Con este artículo trataré de responder algunas de las preguntas que suelen hacerme sobre el Facebook de escritor:

  • ¿Debo hacerme una página o no?
  • ¿Debo empezar una página de cero o uso mi perfil personal?
  • ¿Cuál es la mejor estrategia para mí?
Facebook de escritor

Un día cualquiera en Facebook. Ahí estás tú, ¿te ves? Compartiendo tus cosas…

A mí no me funciona Facebook como escritor

Antes de comenzar me gustaría comentar por qué Facebook —y la mayoría de redes sociales— tienen poco o ningún resultado.

  1. Te lanzas a publicar sin una estrategia.
  2. No tienes paciencia. La mayoría de escritores con los que he trabajado son impacientes y no asumen que en las redes sociales cada fracaso nos enseña algo.

Los escritores trabajamos con tiempos muy largos. Puede que hayas acabado el trabajo hoy, pero no lo publicarás hasta dentro de un año o dos. Si logras que la gente se enganche durante mucho tiempo a tu contenido —asumimos que les gusta cómo escribes—, se quedarán contigo. Pero tienes que tener claro que no hay una estrategia mágica, no abrirás la página y la gente llegará en manada para estar contigo.

Si tus seguidores se dan cuenta de que estás en las redes sociales estrictamente por un factor comercial, te ignorarán.

Nunca me han publicado

Uno de los consejos que damos a los autores es que crees visibilidad antes de tu publicación. En otros artículos he hablado de comenzar la promoción 3 años antes de lanzamiento de un libro.

Bueno, desde que llevo trabajando con escritores me he dado cuenta de que esto no siempre es así. Construir tu visibilidad en redes y blogs antes de lanzar tu libro estará bien si escribes no-ficción, pues la confianza del futuro lector en tus conocimientos es esencial.

Pero para los autores de ficción, esto tal vez sea contraproducente. No quiero volver a hablar sobre la enorme cantidad de blogs de escritor clonados… Ya lo he hecho demasiadas veces.

¿Cómo puedes crear una comunidad lectora para una novela que no has publicado? En lugar de crear una comunidad de futuros lectores, intenta formar parte de otras comunidades lectoras activas, crea lazos y relaciones con otros lectores como tú, pero no busques crear un grupo de futuros lectores.

Participa, haz amigos, habla con los que saben del tema y aprovecha sus conocimientos.

Mi editor me ha dicho que me haga una página de Facebook de escritor

Muchos escritores crean una página de Facebook de escritor para promocionar su libro, pero en realidad no tienen ningún interés en las redes sociales. Cuando haces esto, las redes se convierten en una carga, una obligación. No hace falta que te diga que hacer esto es fracasar de antemano.

Facebook es ideal para crear una comunidad y mostrarte como escritor. Tus lectores quieren saber quién eres y qué haces. Pero si no has publicado todavía, no tendrás lectores. Con el tiempo, una vez hayas publicado tu libro, obtendrás visibilidad y serás conocido, pero tendrás que ser consistente con tu trabajo.

Es importante que entiendas que Facebook no reemplaza a tu blog o página de escritor. No importa lo que te digan los editores —las editoriales siguen muy verdes en temas de marketing y visibilidad—, Facebook no está pensado para reemplazar un blog o una página. Nunca tienes el control total de lo que pasa en Facebook. No podrás hacer nada si un día Facebook desaparece y pierdes todos tus contenidos.

Perfiles personales vs. Páginas oficiales

La pregunta del millón: ¿me tengo que hacer una página de escritor o sigo con mi perfil personal?

La respuesta es sencilla: una página oficial. Sin embargo, antes de tomar la decisión pregúntate si dispondrás del tiempo necesario para trabajarla, para desarrollar una estrategia de contenidos y ser consistente.

Si no tienes tiempo, si tu público no está en Facebook o si no te apetece tener una página de Facebook, déjalo estar. Olvídate de Facebook. Deja que la gente pueda encontrarte y seguir tu perfil personal, pero no hagas una página si no te comprometes a trabajarla y cuidar de los contenidos que publicarás.

Si quieres tener un perfil de escritor profesional, la respuesta siempre será la crear una página de escritor. Las páginas tienen muchas más funciones que los perfiles, como las analíticas y la posibilidad de programar contenidos. Si vas a crear una página de Facebook de escritor no bombardees a tus amigos con mensajes e invitaciones. Excepto casos excepcionales, tus amigos no son tu público objetivo.

Facebook se ha puesto muy exquisito con los contenidos creados por las páginas. Aunque es complicado saber cómo funciona el algoritmo, lo habitual es que de cada 1000 seguidores de tu página, tus contenidos se le muestre solo a unas 50 o 150 personas. Si esas 50 o 150 personas interactúan de alguna manera con el contenido —te dan un like, comparten o comentan—, entonces se mostrará a otro porcentaje de gente —normalmente por debajo del 10%—. Para aumentar ese alcance deberás pagar y los escritores, normalmente somos reacios a gastar más dinero.

Contenidos clonados en Facebook de escritor

Mi huevo es mejor que tu huevo. O por qué todos los huevos son iguales… como tu contenido, que es igual que el de los demás

¿Cómo consigo más seguidores y likes?

Si lo haces bien, tus seguidores crecerán de forma natural a medida que crees y compartas contenidos.

Lo habitual es que logres seguidores haciendo alguna de estas cosas:

  • Han visitado tu página o blog de escritor y han pinchado en el icono de Facebook.
  • Te han encontrado en otra red social y les has gustado.
  • Han leído algo que escribiste y les gustas.
  • Están suscritos a tu newsletter y tienes enlaces a tus redes sociales.

Algunos escritores crean estrategias y campañas específicas para aumentar su número de seguidores. A mí, personalmente no me gustan este tipo de acciones. Hagas lo que hagas, no se te ocurra pagar por seguidores, Facebook penaliza la compra de seguidores.

Crece de forma orgánica, ofrece contenidos de calidad y deja que tus seguidores crezcan de forma regular.

El perfil y la página de noticias

Siempre debes rellenar el perfil de tu página de Facebook de escritor. Asegúrate de que incluya:

  • Un enlace a tu página o blog de escritor y también a tu perfil de autor de Amazon.
  • No olvides rellenar la sección de tu perfil. Menciona tus libros.
  • Puedes usar la sección de la tienda de tu perfil para crear fichas de tu libros.

No importa cómo cambien las páginas de Facebook, tus actualizaciones siempre aparecerán en las páginas de noticias de la gente que te sigue. Pocas personas visitarán tu perfil a no ser que sean muy curiosas. Ten esto en mente, porque puede que la gente se olvide de ti o de quién eres —en serio, esto sucede—. Es esencial que tu página de escritor sea muy clara, crea un perfil bien claro, explica bien claro quién eres y qué haces.

Algunos consejos para tu Facebook de escritor

1. Recoges lo que siembras

Hay un principio crítico en las redes sociales: la gente te seguirá si le gusta lo que publicas. Es decir, si hablas sobre política, atraerás a personas interesadas en política, si te pasas la vida hablando de Gran Hermano te seguirán fans de GH.

Esto no sirve solo para Facebook, también puede valer para Twitter o Instagram.

Si te encuentras rodeado de contenidos y conversaciones que no te gustan o te resultan molestos, es que has hecho algo mal. Nunca sigas a gente por seguir o porque te han seguido ellos.

2.El tiempo

Facebook te da la opción de segmentar el público. Una buena idea que tener listas de seguidores segmentadas. En estudios de marketing, una de las cosas que más molestan a los usuarios de Facebook es la gente que se pasa el día publicando. Algunos expertos dicen que Facebook no quiere más de 2 o 3 publicaciones al día, otros dicen que quiere mucho contenido al principio y poco después… Y los hay que dicen que debes publicar tanto como en Twitter —consejo: no, ni de coña publiques tanto como en Twitter—.

Recuerda que, aunque les siga gustando tu página, pueden dejar de seguirte. Si esto sucede dejarán de ver tu contenido. Hay personas que siguen tu página, solo para que sigas la suyas. Esta gente dejará de seguirte y no verán tus contenidos. Es triste pero real.

Yo apuesto siempre por la economía de la escasez. Menos siempre es más. Estamos muy saturados de contenidos, por lo que es una buena idea no agobiar más al personal. Yo publico una vez al día —dos como mucho— y dejo los fines de semana en blanco.

Dicho esto no existe una frecuencia correcta, todo depende de tu público y de sus gustos. Durante los lanzamientos de libros la gente tolera que des un poco más la lata. Puedes apretar con imágenes de tus libros, presentaciones, invitaciones a eventos… pero tampoco te pases o dejarán de seguirte.

3. No automatices tu contenido

Automatizar el contenido nunca suele ser buena idea. Sin embargo, con la falta de tiempo que tenemos hoy en día, es normal que automaticemos la curación de contenidos.

De todas formas, Facebook no es Twitter, no necesitas publicar 8 o 9 artículos al día. Bastará con una o dos publicaciones diarias. Seguro que puedes perder un par de minutos compartiendo con tus seguidores contenidos interesantes que has encontrado durante el día. No pierdas la oportunidad de compartir con ellos tus pensamientos e ideas.

4. Habla con tus seguidores

Esto va con el consejo de arriba. Habla con tus seguidores. Juega con ellos. Responde a sus preguntas, haz de Facebook tu central de operaciones. Si quieres ganar alcance tendrás que hablar y hacer que hablen contigo.

No te limites a programar un par de artículos al día. Haz preguntas, crea encuestas, publica concursos, vídeos en directo… Tienes muchas herramientas, úsalas.

5. No publiques enlaces, ofrece un contexto

Facebook no es Twitter, aquí tienes la posibilidad de escribir hasta 2000 caracteres en cada actualización. Aprovecha, no te limites a compartir sin más. Explica a tu audiencia por qué lo publicas, comparte alguna cita importante o introduce el contenido para que la gente entienda que merece la pena perder su tiempo.

6. Copywriting

Con todo el ruido que hay en Internet no es sencillo atraer la atención de los lectores. Estamos muy saturados de contenidos y lograr que alguien pare y clique en lo que publicas no es nada sencillo.

Cuando escribas una actualización piensa en cómo ayudarás al lector. Tienes que responder siempre a estas preguntas: ¿Por qué debería importarme? ¿Por qué debería perder el tiempo leyendo esto?

Si eres capaz de responder a esas preguntas, te ganarás al lector y conseguirás que se interese por tus contenido. Cuando muchos lectores se interesen por tus contenidos, serás más visible. Si Facebook descubre que la gente que te sigue disfruta de tus contenidos también te hará más visible. Haz que tus seguidores se lo pasen bien y tendrás mucho ganado.

Facebook para escritores

Desayunos, lecturas y bollería… Si no le das like a esta foto es que no tienes alma

¿Qué deberías publicar en tu página de Facebook?

No creo que haga falta decirte que debes publicar contenidos relevantes. Tu página de Facebook de escritor es tu tarjeta de visita, es la imagen que das al mundo y, en concreto, a tus futuros lectores.

Tus artículos deben reflejar tu visión del mundo, de la escritura o de temas que te apasionan. Tienes que divertirte con lo que publicas. Experimenta, responde a las publicaciones de otras personas.

Si alguien hace un pregunta o necesita ayuda y tú puedes hacerlo, ofrécete. Gánate un poco de buen karma.

Los escritores somos curiosos —o deberíamos serlo—, si tienes una pregunta que te ronda por la cabeza, hazla. Las redes sociales son una buena herramienta para escuchar y tantear a tus seguidores y lectores.

No te excedas, tu página no es tu perfil. Pero tampoco pasa nada por mostrar que eres una persona. Demuestra que detrás de ese perfil hay un ser humano, habla de las cosas que te preocupan o te molestan. Muestra ese regalo que te ha hecho feliz, comparte tus lecturas con el mundo. Déjate ver. A la gente le gusta saber que eres humano y falible. No es que tengas que revelar todas tus ansiedades e inseguridades, pero tampoco quieras ser perfecto, eso no gusta.

No te cortes publicando tus actualizaciones del blog. Muchos de los seguidores de tu página de Facebook no pasarán por tu blog a menudo —quizá no hayan entrado jamás—. Puede que la única forma de que se enteren de que actualizas tu contenido sea mediante la página de Facebook.

Facebook te ofrece la opción de hacer vídeos en directo y vídeos incrustados. No la desperdicies, puede que como escritor no te sientas cómodo frente a una cámara —yo no me siento cómodo—, pero el vídeo funciona muy bien. Y lo mismo te digo con las imágenes, no te centres en compartir enlaces, ofrece un poco de contenido extra.

El objetivo es hablar con tus lectores

Para los escritores publicados —no importa si eres autopublicado o de editorial—, Facebook es una de las mejores formas de mantener contacto con sus lectores. Es una plataforma para ser informal, divertido y sencillo con gente a la que le gusta lo que escribes y tienen afinidad contigo.

Recuerda que muchas de las personas a las que le gusta tu página no tendrán otra forma de saber que has publicado nuevo contenido en tu blog o página de escritor.

Tu página de Facebook de escritor está creando una primera impresión entre tus lectores. Mediante tus contenidos creas una relación con ellos. ¿Qué le estás ofreciendo a tu lector cada semana? ¿Estás creando una imagen adecuada?