De la misma forma que un árbol es diferente del resto de árboles, cada novela debería ser diferente al resto de su especie, sin embargo, de la misma manera que todos reconocemos un árbol, lo mismo sucede con las novelas. Una novela, sea cual sea, debe ser reconocible a primera vista, todas deben tener una estructura igual.

Todas las historias comparten unos elementos que las hacen reconocibles, si definimos estos elementos antes de comenzar a escribir, tendremos una parte importante de nuestro trabajo hecha, y nos será más sencillo afinar y escribir la historia que de verdad queremos escribir.

Hoy os traigo de manera breve, un truco sacado de una charla que dio Mark Teppo, titulada: Outline your novel in 90 minutes (bosqueja tu novela en 90 minutos). Es una manera sencilla y rápida de bosquejar toda una novela.

9 preguntas que debes hacerte antes de escribir tu novela:

  1. ¿Por qué has elegido a ese protagonista? (Qué lo hace tan especial, como para protagonizar la novela) Averigua quien es y qué quiere, descubre qué hace y porque está ahí.
  2. ¿Qué está haciendo el protagonista ahora mismo? (Entra en al historia tan tarde como puedas, como dice Kurt Vonnegut. Deja su pasado para más adelante.)
  3. ¿Qué factores crean el conflicto con tu personaje? (¿Qué tipo de fuerzas están atacando/creando problemas a tu personaje?)
  4. ¿Cuál es la meta de tu protagonista? (Necesitas ser claro y honesto) Intenta no irte por las ramas, trata también de no caer en los maniqueísmos manidos y simplones.
  5. ¿Con qué obstáculos se encontrará en el camino? (Algunos dicen que deben ser 3. Sea como sea, recuerda que las cosas deben ponerse peor, tras cada solución).
  6. ¿ Qué cualidades tiene tu personaje que le ayuden o le impidan solucionar sus problemas? (Recuerda que tu protagonista ha de ser capaz de poner en practica todas sus cualidades, si se queda a medias, el lector pensará que es un idiota. ¿Tus obstáculos son suficientes para tu protagonista?. Si tu personaje es un doctor en matemáticas, seguramente una ecuación compleja se adaptará a sus cualidades y será capaz de resolverlo sin mayores dificultades. Sin embargo, estará fuera de lugar el tratar de levantar una roca de 1 tonelada pro encima de la cabeza. Piénsalo bien. Es importante.)
  7. ¿Cómo cambiará tu protagonista a lo largo de la historia? (En eso se basa la historia) Escoge bien los pasos que dará y sobre todo, en qué dirección va a dar esos pasos.
  8. ¿Qué intentas decir? ¿Por qué escribes esta historia? Todas las historias nos cuentan algo, nos enseñan algo. Encuentra tu voz, encuentra el mensaje, quítale toda la tierra, déjalo bien limpio y no lo pierdas.
  9. ¿Qué sacrificios deberá hacer? Recuerda que el camino es largo y duro, y tu protagonista tendrá que demostrar que se lo merece.(Muestra las reacciones de tu protagonista antes esos sacrificios. En el momento de la desesperación total: cuanto mayor sea el desastre, más podrás alargarlo.)

Así serán tus 25 capítulos:

Una vez hayas contestado a estas 9 preguntas, y sobre todo, una vez las hayas contestado de manera adecuada, intenta llenar 25 capítulos; más o menos, un primer borrador de unas 75.000 palabras. Eso ya es una novela. Sin embargo, vamos a ver como organizar los capítulos.

Los capítulos del 1 al 6, serán tu introducción. En el capítulo 5 tu protagonista deberá tener clara su meta (P.4), normalmente, el capítulo 5 suele ser «el del gran problema».

Los capítulos del 7 al 18, son el nudo de tu novela. Aquí es donde está toda la chicha, aquí es donde encontramos los problemas (P.5), las soluciones y aquí es también donde las cosas se van poniendo cada vez peor. Mark Teppo, nos dice que si nos encasquillamos, algo que suele suceder sobre el capítulo 12, debemos escribir «SEXO». El capítulo siguiente será: «Las cosas se ponen peor». Teppo dice que le funciona, ya me dirás a ti que tal te va…

Finalmente del capítulo 19 al 25, describe el épico acto de la victoria. No te olvides de introducir el sacrificio en el capítulo 23 (P.9) y demostrar los cambios que ha sufrido nuestro protagonista, a lo largo del viaje, en el capítulo 25 (P.7).

Fácil, ¿verdad? Bueno, todavía queda algo de trabajo, deberías desbrozar, limpiar, calafatear y pintar. Repasa tu borrador, deja que descanse un tiempo (Stephen King aconseja dejar los borradores unas 6 semanas para que se enfríen) y repasa de nuevo. Has conseguido dar forma a tu novela, contestando a esas grandes preguntas.

Con la idea de hacer 25 capítulos, puedes estructurar de manera sencilla los acontecimientos que irán sucediendo en cada uno de ellos; puedes anotar cada cosa que sucederá y empeorarlo todo al final de cada capítulo, o incluso dejarlo en un cliffhanger. Recientemente he comenzado un proyecto con una amiga (Ana Bolox) y decidimos terminar cada capítulo con un cliffhanger, la verdad que ha sido una gran idea. Te motiva a continuar leyendo sin parar.

Puede que quieras usar tarjetas, post-its, esquemas o programas de escritura, sea como sea, ya tienes una idea, si estabas atascado, puede que este método te ayude, si no lo has probado nunca, dale una oportunidad.

Infografía, escribir, novela

Dime que te ha parecido, ¿Lo habías usado antes?, ¿lo has probado?, ¿te gusta?, ¿lo odias?