2019 lleva un mes muerto (debe oler y todo) y con él se lleva una década extraña. No ha sido una de las mejores décadas que recuerdo, incluso diría que ha sido nefasta. Y no solo porque la política —y la gente también— se haya vuelto loca, es que todo en general parece ir a peor. Por suerte, no todo ha sido malo, con el auge de la publicación en Internet, esta década nos ha ofrecido algunos grandes libros de terror.

La última década, concretamente el último lustro, ha visto el auge de Netflix y las demás plataformas de entretenimiento. Lo parecía el final del cine y el arte, ha resultado ser todo lo contrario. Gracias a estas plataformas hemos disfrutados de algunas adaptaciones geniales1922, El Juego de Gerald, A Ciegas o En la hierba alta— y también muy buenas series de terror —Hill House, Marianne, Chambers, Black Summer o Kingdom—.

Ahora que he tenido un mes para digerir el fin de la década, quiero compartir con todos vosotros, una lista con sus 10 mejores libros de terror, como ya hice con los mejores libros de Stephen King según Goodreads. La lista —salvo las dos últimas menciones— no la he confeccionado con mi gusto personal, sino que analizado las listas de Goodreads y otras páginas, así que espero que os guste y que encontréis algunas nuevas lecturas.

Los 10 mejores libros de terror de la década (2010/2019)

1. NOS4A2, Joe Hill

NOS4A2 es un punto de inflexión en la carrera de Joe Hill. La novela tiene lo mejor de la familia King, el estilo propio de Joe Hill y la marca indeleble de su padre. Es una historia de «vampiros» moderna. Victoria McQueen tiene el don de encontrar cosas y de atravesar el espacio. Charles Talent Manx también, siempre que lo haga sobre su Rolls Royce de 1938 con matrícula NOS4A2.

2. Zombi, Joye Carol Oates

Joyce Carol Oates narra en forma de novela de terror la historia de Jeffrey Dahmer, el infame Carnicero de Milwaukee. El protagonista de Zombi, Quentin, es arrestado por agresión sexual a un menor. La sentencia se suspende y Quentin queda en libertad, trabajando como conserje en casa de sus abuelos, empezará a secuestra jóvenes en su búsqueda por crear el amante sumiso perfecto.

3. El pescador, John Langan

El horror cósmico no acaba de encontrar un espacio en la literatura sin la figura de Lovecraft. De hecho, El Pescador tiene todas las de perder, ya que muchos de sus elementos son «flojos». Sin embargo, como novela funciona de maravilla. A pesar de que nos sumerge en la vastedad del océano y nos lanza monstruos gigantescos, el horror real subyace en lo cotidiano: un accidente de coche, el cáncer. En general, una de las mejores novelas de la década.

4. Aniquilación, Jeff VanderMeer

Al principio del artículo os hablaba del papel de Netflix en el resurgimiento del terror. Si has visto la adaptación de Aniquilación, pero no has leído la novela, te pierdes gran parte de su esencia. Aniquilación va mucho más allá que su adaptación, la sensación de vulnerabilidad de los protagonistas ante los hechos y el vasto tapiz de imaginación que VanderMeer teje son impresionantes.

5. Territorio Lovecraft, Matt Ruff

Territorio Lovecraft ha sido una de las revelaciones de este año. Como ya te dije en el artículo sobre los mejores libros que he leí en 2019. Más que una novela son varios relatos más o menos extensos, que comparten personajes y una temática central. El resultado es delicioso, historias cercanas al horror cósmico de Lovecraft: historias de fantasmas, portales interdimensionales, maldiciones familiares… El libro tiene de todo.

6. Abominable, Dan Simmons

Dan Simmons abandonó el terror en los 90 para centrarse en su serie de novelas de ciencia ficción Los Cantos de Hyperion. Por suerte, los 2000 nos devolvieron a este gran autor a su género. Abominable es, como El Terror, una novela basada en hechos y lugares reales. El libro es enorme, una montaña, como lo es el escenario en el que se narra y en la que habita el más famoso de los monstruos de las nieves. Simmons peca de lo de siempre: demasiado detalle histórico, pero Abominable sigue siendo un gran libro.

7. Mestizos, Stephen Graham Jones

Mestizos narra las vicisitudes de un joven que está a punto de entrar en la adulta. Pertenece a una familia poco común, son nativos americanos, nómada y además licántropos. A través de los recuerdos del protagonista conoceremos la historia de la familia y las dudas que acosan al joven que todavía no se ha transformado. La novela trata temas que van más allá del terror o de los hombres lobo, habla de los problemas a los que se enfrentan los nativos americanos y el choque de una cultura que está a punto de desaparecer.

8. Hambre, Alma Katsu

Hambre cuenta una historia real —desconocida para el público europeo, pero muy conocida en EEUU—, la de la Donner Party, una caravana de colonos de Missouri que buscaron el paso a California a través de Sierra Nevada. Por desgracia, el invierno cerró los caminos y quedaron atrapados en la cordillera. Cuando, al finalizar febrero, los encontraron la mayoría había muerto y los que sobrevivieron, lo hicieron gracias al canibalismo. Alma Katsu pone su propio grano de arena a la historia y, además del frío, el hambre y la muerte del ganado, una siniestras criaturas acechan a los colonos.

9. El Ritual, Adam Nevill

El Ritual es uno de los mejores ejemplos de folk horror. Esta novela demuestra que los rituales paganos y los dioses antiguos siguen dando miedo al lector. La novela sigue la excursión de un grupo de amigos por los bosques suecos. Allí encontrarán extraños símbolos, una iglesia impía y una comunidad que vive siguiendo las costumbres antiguas. La novela va en crescendo hasta el final, donde descubriremos al extraño dios animal que adoran.

10. Birdbox, Josh Malerman

Birdbox es otra novela lovecraftiana. En este caso nos encontramos ante monstruosidades que podrían haber nacido de la imaginación del genio de Providence: seres invisibles, pero cuya simple visión lleva al ser humano a suicidarse. La historia abre con la protagonista, Malorie, navegando por un río con los ojos tapados y acompañada de dos niños de cuatro años. Los tres están en busca de un refugio incierto.

Conclusión

Hasta aquí la lista de los mejores libros de terror de la década. Espero que te haya gustado y que hayas encontrado algún que otro título para añadir a tu lista de lecturas pendientes. Y si tienes algún libro que crees que debería añadir, estaré encantado de leerte en los comentarios.