personaje impacto

El personaje impacto y porqué necesitas uno

Hace un tiempo estaba escribiendo una historia que me tenía entusiasmado. Se trata de una novela de corte bastante gótico —gótico moderno, claro—, sobre una casa habitada por fantasmas. Fue una de esas historias que te llegan de repente y estallan dentro de ti, de esas que se pegan en cada fibra de tu ser. Inmediatamente, cuando llegue a casa, tuve que ponerme a escribirla… En aquella época no solía usar esquemas ni escaletas, llegué a casa, me senté frente al ordenado y comencé a teclear directamente. Como a mí me gusta; a pelo.

Bueno, el problema es que llegó un punto en el que me atasqué o más bien, otras ideas llegaron en tromba y como esta parecía que se estancaba, la dejé a un lado; «ya volveré mañana», pensé. Pero no lo hice. Me atasqué y la salida fácil era salir por patas.

Durante un tiempo me dolía mucho, tenía el archivo en el escritorio de mi ordenador y cada vez que lo veía sentía una punzada de dolor… Era una historia tan buena… y está ahí… muriendo lentamente. Con el tiempo, aparté el archivo, lo escondí bajo una capa de carpetas y como suele suceder en estos casos me olvidé de él. Estaba enterrado y dormía un sueño dulce.

Entonces, mucho tiempo después, leí algo sobre los personajes impacto y cómo pueden ayudarte a salvar una historia muerta u olvidada. Aunque hacía meses que no tocaba aquella historia, que ya ni pensaba en ella, en cuanto leí sobre le personaje impacto, la novela regresó a mi cabeza dando gritos.

Fue como un puñetazo en la frente. De repente, no solo podía avanzar en la historia, además tenía un personaje increíble que se ajustaba a lo que necesitaba y que me permitía dar un salto adelante en la historia.

Una vez más el bien triunfaba.

¿Para qué quiero más personajes en mi novela?

Cuando nos paramos a pensar en los personajes que necesitamos en la novela, por norma general, describimos siempre lo más básico. La santa trinidad formada por: protagonista, antagonista y puede que un mentor, un compañero o un amor. El personaje impacto, seguramente ni se te pasará por la cabeza mientras planeas tu novela.

Puede que ni siquiera sepas qué demonios es un personaje impacto.

El tema es que deberías saber qué es y qué función tienen este tipo de personajes, porque sin él, el arco argumental de tu personaje se queda cojo… Le falta algo.

¿Qué es un personaje impacto?

El personaje impacto es el que, de alguna forma, desatasca el arco argumental de tus otros personajes. Es el personaje que impacta directamente en tu protagonista, es el que propicia el cambio, el catalizador que le obliga a buscar el cambio y avanzar en su arco argumental.

Es el personaje que propicia ese cambio y pone en marcha a tu protagonista para que recorra el camino de tu historia.

En una historia personal, el personaje impacto es el propio personaje, porque es él quien propicia un cambio general a su alrededor, mediante las acciones que toma durante la narración. Es él mismo el que inicia el cambio y lo propaga a todo su mundo.

Personaje impacto
¡Hola, marinero! ¿Te vienes a Mordor?

Sin embargo, lo más normal es que sea otro personaje. Los ejemplos más sencillos suelen ser lo mentores. En El Hobbit es Gandalf el que obliga a Bilbo a salir de la comodidad de su agujero hobbit para enfrentarse a un mundo que desconoce y teme. Es Gandalf en primera instancia el que obliga a Bilbo a enfrentarse a trolls, arañas gigantes y dragones. El mismo ejemplo lo encontramos en el Episodio IV de Star Wars, cuando Obi Wan pone a Skywalker sobre la pista del legado de su padre y le habla sobre los jedi.

En esencia, el personaje impacto es aquel que propicia los cambios en la historia y en los protagonistas.

¿Quién es ese misterioso personaje?

El personaje impacto puede ser un amigo o un enemigo. Ahora entraré en eso, por ahora te basta con saber que su rol en la historia no es lo que hace ser un personaje central.

Vale, ¿entonces qué es?

A ver, sé que esto es algo complicado, pero si el antagonista representa el conflicto externo, el personaje impacto representa el conflicto interno.

Igual que el antagonista debe causar un nuevo conflicto. Del mismo modo que el antagonista tiene que plantear un problema al protagonista —el amo debería devolverme mi anillo, síiiiiiii, precioso…—. Pero, a diferencia del antagonista, sus conflictos no tienen porqué representar objetivos opuestos. Puede que sean solo dos puntos de vista diferentes del mundo: la seguridad del hogar, la necesidad de aventura…

El protagonista vive en la mentira, pero el personaje conoce la verdad —¡qué perro!—.

El protagonista vivirá tranquilamente en su mundo de mentira, pero el personaje impacto le despertará y le mostrará la verdad que siempre ha sabido. Puede que le protagonista se resista en principio a ver la realidad, pero con el tiempo, entenderá que no hay más salida que esa. Ese personaje misterioso no dejará de insistir hasta que nuestro protagonista se ponga en marcha de una vez.

Los fantasmas de las navidades no dejan de acosar al pobre Scrooge hasta que este se da por vencido y acepta la Navidad y sus consecuencias.

personaje impacto
Tranquilo, Ebenzer, yo también odio la Navidad. ¡Aguanta, estamos contigo!

Este personaje puede estar intentado cambiar al protagonista de forma activa o no, pero siempre estará cuando suceda algo importante que permita el cambio en nuestros protagonista. Estará presente en los momentos cruciales para hacerle ver sus errores —sí, el típico amigo pesado que te dice: «ya te lo dije»—.

Él tiene las respuestas que busca nuestro protagonista —y las tiene desde el principio, incluso antes de que el pobre sepa que necesita respuestas—, esas respuestas serán la base sobre las que el protagonista construirá su triunfo sobre el antagonista. La única forma de vencer el conflicto externo, será entender el conflicto interno.

Mi personaje impacto en aquella novela fue una médium. Sí, es un recurso muy sobado, de hecho en Poltergeist hay un personaje impacto así. Es Zelda Rubinstein, la médium, quien muestra la verdad a la familia Freeling la terrible realidad que se esconde tras los extraños sucesos que acontecen en su casa.

En mi caso una médium era exactamente lo que necesitaba para desatascar el arranque de la segunda mitad de mi novela. La idea me impactó como un meteorito y fue un verdadero alivio.

¿Y quién es este tío?

El personaje impacto puede tener cualquier forma. Pueden ser los mentores como Gandalf o Obi Wan. Este tipo de personajes suelen ser figuras tipo paternal que muestran la realidad del mundo. Además suelen morir durante el desarrollo de los acontecimientos. En algunos casos, mediante un giro mega inesperado, pueden revelarse como el verdadero antagonista —¡chan, chan chan!—.

Tienes que tener muy claro que, a pesar de que el personaje impacto entiende la realidad del mundo, no tiene porqué saberlo todo. No tiene que conocer toda la «verdad». Puede que sea un personaje que ha investigado más o que alcanzado una mayor cota de conocimiento en esa misma área.

Para muestra un botón: algunos personajes impacto

Como en todo, una imagen vale más que mil palabras, por eso te dejo aquí algunos ejemplos de personajes impacto bien conocidos. Para que te hagas una idea.

  • El antagonista: Long John Silver, el pirata de La isla del Tesoro. Darth Vader, en Star Wars, Gollum, en El Señor de los Anillos.
  • El «contagonista»: es un término acuñado por Melanie Anne Phillips y Chris Huntley para la lista de arquetipos de su libro Dramatica. El contagonista es un personaje completamente opuesto al mentor, un tipo que trata de que el protagonista tome el lado oscuro, no es antagonista, porque no le desea ningún mal al protagonista. Solo quiere que se deje llevar por su lado malvado. Un gran ejemplo es Jack Favell, el gigoló en Rebecca o Tom Dophinon, el personaje interpretado por John Wayne en El Hombre que disparó a Liberty Valance.
  • El Mentor, Gandalf en El Señor de los Anillos o Morpheo en Matrix.
  • El compañero, Robin como compañero de Batman es uno de los grandes compañeros… Aunque también Asno es un gran ejemplo, incluso Bubu, el oso pesado que acompaña a Yogui.
  • El amor, por ejemplo Rochester en Jane Eyre o Rhett en Lo que el viento se llevó.
  • Puede estar presente durante toda la historia como Raymond Babbitt en Rayman.
  • O puede estar presente por un breve tiempo, pero tener un enorme eco en nuestro protagonista como Obi Wan Kenobi.
  • Puede no ser un solo personaje, pueden ser varios personajes, por ejemplo, los parroquianos del bar de Cheers.

El personaje impacto es el eje sobre el que girarán los cambios de tu personaje a lo largo de su arco argumental. Ninguna persona del mundo cambia porque sí, los personajes tampoco. Todos necesitamos un empujón. Algo que les lleve por el buen camino o por el mal camino —esta también es una opción, nunca la olvides; para Kylo Ren, por ejemplo, Vader es un personaje impacto, es un contagonista—.

Los personajes, igual que tú, viven muy a gusto en su mentira. Ellos no van a salir de su zona de confort sin un motivo. Nadie se moverá y no creerá en la «verdad», sin algo que les empuje.

Espero que, desde ahora, cuando comiences a plantear tu próxima novela tengas muy presente al personaje impacto y que le des la importancia que merece. ¿Qué me dices?¿Has usado algún personaje impacto en tus novelas? ¿Crees que pueden resultar útiles para desatascar una historia que se complica?

Escritor y redactor. Me encanta escribir y los blogs. Me gusta compartir lo poco que sé con los demás. Soy geek y orgulloso. Autor de Blackwood: Piel y Huesos. ¿Quieres saber más? Lee lo que escribo, no tardarás en conocerme.