Las redes sociales para escritores se han convertido en pocos meses uno de los temas más de moda entre los blogueros literarios. Parece que nos estamos dando cuenta de que son un buen escaparate y nos están entrando las prisas. Necesitamos saber cómo movernos por ellas… Pero nos sigue faltando soltura.

Entiendes que necesitas las redes sociales, pero no terminas de comprender que son ellas las que tienen que trabajar para ti y no al contrario. Este artículo tiene un titular potente y, aunque me gustaría explicarlo todo, la verdad es que será imposible. Si he escrito este artículo es por dos razones: porque llevo años trabajando con redes sociales y porque todo el contenido que aparece en Google sobre este tema está desfasado.

Lo que te voy a explicar en este artículo será una mezcla de mi experiencia personal —en empresas y en mis propias redes sociales de escritor—, una pizca de intuición y otra de todo lo que he aprendido en cursos y talleres a lo largo de estos años.

Las redes sociales para escritores: qué hacer y qué no hacer

Hace unas semanas escribí un artículo contándote qué debes hacer y qué no debes hacer en tus redes sociales de escritor. Son cosas básicas, así que no creo que tenga que repetirlas. Si tienes dudas, lee el artículo.

Lo que sí quiero que te quede claro es que tus redes sociales de escritor, no son tus redes personales. Tienes que pensar en ti como en una empresa. Si quieres vivir de esto, si te lo vas a tomar en serio, necesitas separar las dos facetas de tu vida.

No te dejes engañar, esto no es un evento virtual.

Tus redes sociales servirán para crear una base de lectores. Gente interesada en lo que haces y dices que visitará tu blog de escritor o comprarán tus libros. No quieren saber qué opinas de cada noticia, ni a quién votas ni de qué equipo de fútbol eres. Aunque tampoco puedes olvidar tu parte humana. Tienes que sacar, de vez en cuando, a la persona y esto puede resultar complicado de equilibrar.

Diálogo y soliloquio

A tus lectores y seguidores les gustará saber más sobre ti. Si tienes una base más o menos sólida de seguidores, tienes que conectar con ellos. Eso lo harás hablando en su mismo idioma.

Fíjate en lo que suelen compartir —de tus artículos, ¿qué es lo que más les gusta?—. Fíjate cómo hablan, qué expresiones usan. Habla como ellos, haz que se sientan cómodos y mantén un diálogo directo. Inclúyelos en tu trabajo y responderán.

Si te pasas el día publicando actualizaciones de estado pasivo-agresivas, si te dejas llevar por la melancolía y te tiras el día llorando… Tus seguidores se cansarán. Están ahí para aprender, para leerte o para disfrutar. Ya hay suficientes problemas en el mundo, no los cargues con los tuyos.

Tu identidad en las redes sociales

Tus lectores querrán encontrarte en todas las redes sociales posibles. Si usan Google +, te buscarán. No quiero decirte que abras una cuenta en cada red social del planeta. Lo que te digo es que necesitas una identidad fácil de encontrar.

Si utilizas tu nombre en Facebook, el de tu blog en Twitter y el de tu libro en Google+ e Instagram, tus lectores no podrán encontrarte.

Crea un perfil definido en cada una de las redes sociales. Trabaja en tu identidad y unifícala. Los usuarios deberían encontrarte por el mismo nombre en todas las redes sociales. Incluso si hay alguna que no utilices, crea una cuenta —protege tu marca—.

¿Cómo me identifico en las redes sociales?

Hay tres cosas que deberías hacer ya mismo, para crear tu presencia en las redes y que tus seguidores te encuentren fácilmente:

  1. Crea un logo o mantén una imagen personaliza fácil de reconocer. Yo uso el logo de Excentrya en todas mis redes. Si no tienes, puedes utilizar tu nombre, escoge una tipografía y úsala siempre. Esto te hará tan fácil de reconocer como un logotipo.
  2. Tu biografía. Las bio deben ser cortas, concretas y divertidas. Twitter tiene poco espacio para texto, así que tienes que condensar al máximo. Un lector que te descubra tiene que saber en un vistazo qué es lo que haces. Yo soy Community Manager, Copywriter y escritor de terror, y lo sabes con solo leer mi descripción. Olvídate de filigranas y no te hagas el gracioso: «escritor de escritos», «pensador y juntaletras», no significa nada y puede que te creas que es el no-va-más de los chistes de escritores… pero eso está más sobado que la Lirio —la Lirio era una lumi—.
  3. Tu estrategia en redes sociales. Como todo lo que merece la pena, necesitas planificar. Yo trabajo con contenidos programados, pero cada día dedico un rato a hablar y hacer RT a contenidos que me interesan. Así creo relaciones con mis seguidores y también con influenciadores. La estrategia de contenidos será tu guía, sabrás quién es tu público y qué contenidos quieren leer.

¿En qué redes sociales debería estar?

No todas las redes sociales son redes sociales para escritores. Algunas no te sirven para nada. En otras no encontrarás a tu público objetivo. Las hay que están muertas o con muy poca actividad.

Recuerda:

  1. Debes estar en las redes sociales.
  2. No debes estar en todas las redes sociales.

En líneas generales, ve con tus lectores. Si tienes una estrategia de contenidos ya sabrás quién es tu lector ideal y cómo se comporta. Si tus lectores están en Twitter, tendrás que ser activo allí. Pero, si se mueven en Pinterest o Instagram, tendrás que armarte de paciencia y dedicarte a la fotografía.

Hay muchísimas redes que pueden funcionar en tu estrategia, en este artículo de Ebook Hermanos encontrarás 47 redes sociales para escritores.

Muchos escritores se guían por las modas. Hoy, Instagram es la red con mayor engagement y la que mejor está funcionando. Sin embargo, si no te gusta la fotografía y ni la composición de imágenes… No deberías centrarte en ella.

Aunque Facebook es la red más importante, tienes que tener claro que ninguna es obligatoria. Siempre tienes que ir dónde están tus lectores.

Enlazar las redes sociales

Nunca enlaces las redes sociales entre ellas. Tienen formatos diferentes y no puedes trabajarlas de forma cruzada. Un post de Facebook aparecerá recortado en Twitter y eso queda horrible.

Además, los contenidos y el lenguaje tampoco son el mismo. Cada red utiliza un idioma y es tu obligación conocerlo. Los followers de Twitter no tienen nada que ver con los seguidores de Facebook y mucho menos con los de Instagram. Crea mensajes personalizados para cada red social, usando su lenguaje y dirigiéndote a los diferentes públicos.

Un completa guía de redes sociales para escritores, en la que encontrarás todo lo que necesitas saber sobre Facebook, Twitter o Instagram.La única excepción a esta norma son Instagram y Facebook. Instagram desde hace un tiempo te permite enlazar tus publicaciones en Facebook. Esta es una opción nativa que Facebook premia con alcance. Si utilizas Instagram y Facebook, te conviene mantenerlas enlazadas y activas.

Vender en las redes sociales

Un escritor puede vender mucho en sus redes sociales. Las redes sociales ofrecen diferentes opciones de venta. Si vas más allá del spam y de la compra de «agentes retuiteadores», existen muchas estrategias que te permitirán vender tus libros, productos o servicios.

Según un estudio realizado por SEMrush, las ventas de libros en ecommerce derivadas de las redes sociales representan solo el 1,35%. Es verdad que es un número realmente bajo, pero si tenemos en cuenta que el marketing editorial aún está en pañales, no es un número que deba preocuparnos.

Existen escritores que están logrando muchas ventas gracias a sus redes sociales. Sin embargo, la venta no es el objetivo principal de las redes sociales de escritor.

¿Cómo promociono mi trabajo en las redes?

La respuesta, tanto a esta pregunta como a la de la venta, es sencilla; Marketing indirecto.

En las redes sociales, las publicaciones comerciales no son bien recibidas. En parte, se debe a que se ha abusado mucho de esta práctica. Todos conocemos y estamos hartos del spam en Twitter. Facebook también se ha convertido en un mercadillo, solo las páginas que pagan Facebook Ads obtienen alcance y aparecen en los muros.

Esto causa rechazo. Vender libros directamente en tus redes sociales, será muy complicado.

Lo que tienes que tener en cuenta es que unas redes sociales de escritor bien gestionadas se pueden convertir en una plataforma poderosa para promocionarte y vender tus libros y a ti mismo.

En lugar de centrarte en repetir el mensaje de venta, lo que tienes que saber es cuándo y cómo atacar. El truco está en la calidad del call-to-action y en el timing correcto.

No más gurús

Si quieres que la gente confíe en ti tienes que saber tratar con ellos. No te conviertas en un experto, esos tiempos pasaron. La gente está cansada de gurús y encantadores de serpientes. En lugar de eso, céntrate en convertirte en una persona que aporta valor y conocimientos, sé ese amigo al que todos acuden cuando se les estropea el ordenador.

No te centre en ser un experto, convierte a los demás en expertos y aporta valor a sus vidas. Consigue que tus seguidores aprendan algo cada vez que te lean.

Redes sociales para escritores

Ya has visto que existen muchas redes sociales para escritores. No voy a hacerte un repaso exhaustivo, me centraré en las redes sociales que más se suelen utilizar entre los escritores. Voy a tratar de darte toda la información necesaria para que sepas cómo usarlas y qué tipos de contenidos puedes publicar en cada una de ellas.

Facebook

Facebook es la red social con más usuarios. En 2017 logró alcanzar la cifra de 2000 millones de cuentas. Si a esto le restamos las cuentas falsas, se nos quedaría en unos 1800 o 1750 millones de usuarios activos. No hace falta que te diga que eso es un escaparate enorme.

Tras los últimos cambios las páginas han perdido alcance. Esto vino forzado por la cantidad de contenidos de fanpages que se mostraban en los muros y que no tenían ningún interés. A nosotros este cambio no nos afecta tanto. Nuestro objetivo es crear contenidos que se compartan, que se comenten y que reciban reacciones. Así podremos saltarnos ese dichos algoritmo.

Lo primero que tienes que saber es que no puedes utilizar tu perfil de Facebook para tus cosas de escritor. Tienes que crear una Fanpage y optimizarla. ¿Por qué una fanpage y no un perfil? Bueno, Ana González Duque te da 13 razones en este artículo. Básicamente, las páginas nos permiten controlar todo lo que hacemos, tendremos unas estadísticas para analizar el comportamiento de nuestros seguidores y un número ilimitado de seguidores.

Un completa guía de redes sociales para escritores, en la que encontrarás todo lo que necesitas saber sobre Facebook, Twitter o Instagram.¿Qué contenido publico en Facebook?

Facebook premia el diálogo con tus seguidores. Tras los cambios en el algoritmo, cualquier contenido que se comparta, comente y reciba reactions, tendrá alcance y, por tanto, visibilidad.

Te dejo algunos contenidos que suelen funcionar en Facebook y que deberías implementar en tu estrategia de redes sociales:

  • Concursos: los concursos de lo mejor de Facebook. Funcionan de maravilla, te permiten atraer a un montón de nuevos seguidores y son muy fáciles de gestionar.
  • Vídeo nativo y en directo: Facebook está buscando que sus usuarios no abandonen la página. Cualquier función nativa de Facebook tiene más alcance. Si en tu estrategia tienes pensado hacer vídeos deja un espacio para vídeos en directo o sube tus vídeos directamente a Facebook, sin pasar por Youtube.
  • Imágenes: Todos los contenidos acompañados de imágenes funcionan genial. Incluso las actualizaciones de estado pueden acompañarse de plantillas. Usa las imágenes, hazlas atractivas y diferentes.
  • Eventos: Una funcionalidad poco explotada, es la posibilidad de crear eventos a los que tus seguidores se pueden apuntar. Es una gran opción para anunciar la presentación de un libro, el lanzamiento de un producto…
  • Álbumes de imágenes: Otra opción poco usada. Facebook te ofrece crear álbumes como si fuera un tablero de Pinterest. Cada vez que publiques una imagen te preguntará si quieres guardarla dentro de un álbum, aprovecha y sepáralas por intereses, temática…
  • Tienda: Facebook tiene una tienda nativa dentro de las páginas. Forma parte de su política penitenciaria… Quiero decir que es una forma de que nunca salgas de Facebook. Aprovecha para tener tus libros, cursos y productos, es un escaparate de venta más. Además, podrás enlazar cualquier publicación de tu página a uno de tus productos. Esto es especialmente bueno para las editoriales, pues con algo de trabajo pueden tener todo su catálogo en Facebook y usar la curación de contenidos para conseguir más ventas.
  • Contenido Curado: Puedes compartir los mejores artículos que te encuentres por ahí. Aunque no funciona tan bien como en Twitter, es una buena acción. Facebook te ofrece la posibilidad de programar el contenido desde la misma página, así que no necesitas gastar dinero en ninguna aplicación.
  • Reflexiones: Una de las mejores cosas que tiene Facebook es que te permite escribir hasta 2000 caracteres por actualización. Con ese espacio te da para una buena reflexión. Yo solía compartir, cada domingo, los pensamientos de la semana. Gabriella Campbell hace algo parecido los viernes. Acompaña tu reflexión con imágenes o vídeo y no la conviertas en un soliloquio, deja preguntas abiertas o invita a participar a los seguidores.

Hay muchas cosas que puedes compartir en Facebook, además de los memes de Cabronazi. Usa la herramienta de Estadísticas para saber a qué hora están tus seguidores más activos y no publiques más de 2 o 3 veces al día.

Si quieres seguir mejorando en Facebook, te dejo este artículo de Gabriella Campbell sobre Facebook que es lo mejor de lo mejor. Y este otro de Tregolam en el que te enseñan cómo crear una página de autor.

Twitter

Twitter nació como un red de microblogging. Ofrecían un espacio reducido para expresarte. La base de Twitter era la inmediatez. Con el tiempo ha ido cambiando y adaptándose al uso que le damos, pasando de los 140 caracteres originales a 280. En 2017 contaba con 328 millones de usuarios activos.

Su fortaleza reside en su capacidad para informar en tiempo real. Twitter ha tenido un gran impacto en el periodismo y ha sido un factor clave en muchos conflictos y revoluciones modernas.La gente utiliza la plataforma como método para informar de situaciones bélicas, atentados…

Twitter se ha convertido en una de las mejores herramientas de marketing digital que existen. En el caso de los escritores también es un arma de doble filo. Mientras que Facebook es más amable con nosotros, Twitter nos supone un esfuerzo considerable. A pesar de ser un buen medio de comunicación, seguimos sin entenderlo y, muchos escritores, se quedan estancados en el spam promocional, sin aportar conversación ni valor a sus seguidores.

En una red en la que se tuitea 3935 veces por segundo, tienes que ser diferente. La vida de un tuit es corta, se sitúa en los 90 minutos. En Twitter, no debes dejar de aparecer nunca en el TL de tu seguidores y por eso tu estrategia se debería basar en publicar mucho contenido atractivo y de interés.

El problema de este tipo de estrategias es que se olvida la interacción con el usuario. Se programa mucho contenido con Buffer o Hootsuite y solo entramos para agradecer los RT y las menciones. Así no aportamos valor al seguidor, no creas una relación con ellos. Es importante forzar el diálogo y la comunicación.

Twitter es mucho más compleja de lo que pueda parecer a primera vista, por eso mismo, si quieres entender cómo funciona y sacarle el máximo partido, lee este artículo de Marketing Online Para Escritores, en el que Ana te explica todo lo que necesitas saber de Twitter.

Un completa guía de redes sociales para escritores, en la que encontrarás todo lo que necesitas saber sobre Facebook, Twitter o Instagram.¿Qué contenido publico en Twitter?

Te repito que debes tener una cuenta de escritor. No uses tu cuenta personal. Crea un perfil atractivo —nada de escritor de escritos— y enlaza a tu página de escritor. Utiliza los hashtags para que te encuentren con facilidad.

  • Listas de Twitter: No sigas a todo quisqui. Crea listas con usuarios que compartan contenidos atractivos. Es una buena forma de segmentar por temáticas. Puedes crear una con editoriales, otra con editores e influenciadores del mundo editorial, crea otra para escritores de otros géneros y una con gente que se dedica al marketing editorial. Las listas te permiten ver lo que están publicando esas cuentas sin necesidad de seguirlas. Así mantienes tu TL limpio y centrado en tu temática.
  • Hashtags: Una de las mejores cosas de Twitter son los hashtags. Son etiquetas que clasifican el contenido por temáticas. Úsalas para clasificar tus publicaciones y que tus seguidores y los lectores te puedan encontrar con facilidad.
  • 80/20: Hace poco mantuve una conversación con una amiga sobre esta técnica. El 80/20 significa que de todos tus contenidos el 20% serán propios y el 80 restante de terceros. Este contenido curado será el que atraerá nuevos lectores y te afianzará como experto. Es una técnica que se está dejando de utilizar. Aunque es lo mejor que puedes hacer cuando estás comenzando y no tienes engagement, ni contenidos propios. Úsala porque vale la pena, pero ojo, si vas a hacerlo recuerda:
    • Menciona siempre la fuente del contenido. No mencionar al autor es una forma más de robar.
    • Lee el artículo antes de compartirlo. Por muy fiable que sea una fuente, puede que el artículo no tenga interés para tus seguidores o que esa persona haya tenido una mala tarde.
    • No copies el enlace sin más. Crea un copy para cada tuit, escribe un titular que atraiga la atención a tus seguidores y les convenza para pinchar en ese enlace.
  • Frases: Un contenido que funciona bien son las frases con una imagen. Este tipo de creatividades son muy sencillas de hacer con aplicaciones como Canva o Pickmonkey. Aunque si tienes un poco de maña, no hay nada como Photoshop. Busca una imagen llamativa y crea varias de estas frases. Tienes muchas opciones:
    • Consejos propios.
    • Consejos de expertos.
    • Citas de escritores célebres.
    • Preguntas.
  • Recomendaciones: Puedes usar Twitter para recomendar lecturas. Es una práctica que casi parece nativa de Instagram, pero puedes aprovechar y recomendar el último libro que te has leído a tus seguidores. Acompaña la recomendación con una foto del libro y usa los hashtags para que sea sencillo de encontrar.
  • Hilos de conversación: Ahora, Twitter nos permite crear hilos de conversación. Se trata de encadenar varios mensajes creando una especie de discurso. Los hilos tomaron relevancia a partir del experimento de Manuel Bartual que logró enganchar a millones de lectores. Usa los hilos para hablar con tus lectores, presenta una opinión sobre uun tema o habla de tus proyectos. Es una buena herramienta para conectar y hablar con los lectores.

Twitter es una red con muchas posibilidades. Tienes que vigilarla de cerca, utiliza las herramienta de analítica de Twitter y descubre de qué están hablando tus seguidores. Comparte contenidos divertidos, atractivos y que aporten valor.

No te olvides de promocionar tu obra. Un tuit de promoción a la semana a las mejores horas, no te hará ningún daño. Usa herramientas como Audience para saber cuáles son tus mejores horas para tuitear.

Twitter te da espacio para que tuitees entre 8 y 10 publicaciones diarias, sin asfixiar a tus seguidores.

Instagram

Instagram es la red de moda. Es una red relativamente nueva y ya roza los 1000 millones de usuarios activos. En principio es una aplicación telefónica, pero cada vez está más orientada a navegadores.

Es una red visual. Se basa en compartir imágenes con nuestros seguidores. Lo bueno es que tiene lo mejor de cada casa, permite usar los hashtags como Twitter y, además, tenemos espacio de texto de hasta 1000 caracteres.

Instagram nos permite jugar con las imágenes, podemos poner filtros, pegatinas, crear vídeos, historias… Es una gran herramienta de storytelling visual. Las marcas están como locas con Instagram y le están sacando el máximo partido. Para las marcas, y para el mundo de la moda en general, es una plataforma de publicidad y promoción; pagan a influenciadores que muestran sus productos y trabajan con contenidos muy promocionales.

Como escritor no deberías centrarte en promocionarte, aunque si hay una red en la que te puedan funcionar es esta. No está mal que muestres tu libro de vez en cuando, pero no te pases.

Como en cualquier otra red, la constancia y una buena estrategia de contenidos serán la base para tener visibilidad y alcance. Desde hace un tiempo además podemos compartir contenidos de terceros haciendo repost o regram en ellos.

Hashtags

En Instagram los hashtags son tremendamente importantes. Etiquetar correctamente las imágenes supondrá la diferencia entre ser visto y pasar desapercibido. Los hashtags sirven para buscar contenido, de esa forma si publicas una foto del último libro que has leído tendrás que usar hashtags como: libro, instabook, bookstagram, book…

Existen buenas herramientas para encontrar los mejores hashtags, úsalas y aprovéchate de todas las opciones que te ofrecen.

Filtros

Los filtros son otra de las funciones más importantes. Puede que creas que lo de escoger filtro variará en función de los gustos de cada uno… Pero la verdad es que hay filtros mejores y filtros peores.

Según un estudio de Yahoo! el filtro más usado en Estados Unidos es Claredon. Sin embargo, según los datos del estudio, los dos filtros que mejor funcionan para ganar seguidores y likes son Juno y Valencia.

Un completa guía de redes sociales para escritores, en la que encontrarás todo lo que necesitas saber sobre Facebook, Twitter o Instagram.¿Qué contenido publico en Instagram?

En Instagram solo podemos publicar contenidos visuales, así que ahí te dejo algunas ideas.

  • Frases: Igual que en Twitter, escoge una imagen atractiva y ponle un texto. Puedes aprovechar para dar consejos sobre escritura, pueden ser citas de tu libro, de tu último artículo, pensamientos personales, citas célebres de autores… Lo que quieres.
  • Rejillas de color: Yo llevo tiempo experimentando con Instagram. Este año me he planteado aprender diseño gráfico y juego mucho con Photoshop, estoy siempre creando imágenes y efectos. Cada semana comparto imágenes de un color, creando un efecto de rejilla en mi muro.
  • Libros: Otra de las cosas que puedes compartir en Instagram son tus lecturas. Publica la portada de un libro que te gusta, una instantánea con una frase que te ha gustado especialmente o, haz una composición con tu libro y algo de atrezzo. Siendo como es una red social tan visual, todo lo que sea trampa y cartón funciona bastante bien.
  • Espacios: Otra temática que funciona genial en Instagram es la decoración. Comparte una foto de tu espacio de trabajo, de tu estantería, de tu espacio de lectura… Tómate un par de minutillos para maquear el escritorio y échale una foto con una luz bonita, cálzale un filtro y a correr.
  • Situaciones: No te pases con compartir tu día a día, si quieres una cuenta personal hazte una, pero no mezcles. Sin embargo, tampoco está de más mostrar la parte humana detrás del escritor. Toma instantáneas de tu día a día y acostumbra a tus seguidores a hablar con ellos.
  • Juegos: Lo bueno de los hashtags es que puedes seguir los contenidos. Por tanto, una buena idea es lanzar un juego a tus seguidores. Crea un hashtag y pídeles que compartan imágenes usándolo. Así crearás comunidad, se divertirán y querrán participar.
  • Vídeos en directo: una funcionalidad poco utilizada. Instagram permite retransmitir vídeos en directo. No te pases, no los hagas muy largos, pero aprovecha para retransmitir eventos a los que acudas como presentaciones de libros o charlas.

Para manejarte bien en Instagram, vas a tener que poner un poco de tu parte.

Hasta hace poco, para publicar contenidos tenías que hacerlo directamente desde el teléfono y no se podía programar. Ahora tienes muchas opciones, entre ellas Wisel.it que te permite programar contenidos —para tu TL y para tus stories— y que es completamente gratuito.

Si quieres saber más sobre Instagram te dejo con este artículo de MOLPE en el que ya te di 10 ideas de contenidos para tu cuenta de escritor y con este otro de Trecebits en el que te muestran 10 cuentas de escritores que deberías seguir.

Goodreads y Wattpad

Goodreads

Esta es una red social para compartir lecturas, es como una red global de reseñas en la que lectores y escritores se reúnen. Los lectores comparten y puntúan sus lecturas, la red también ofrece un espacio para reseñar la lectura.

Se puede confeccionar una lista con los libros que hemos leído y, también, puedes crear un perfil de escritor parar subir tus libros a la red. No importa que no hayas publicado aún, tienes una opción llamada «Escritura Creativa» donde publicar textos para que el resto te lea.

El Author Program de Goodreads es una forma excelente de llegar a lectores. Tiene varias opciones para darte visibilidad entre las que destacaría:

  • Publicidad: al estilo de los ads de Facebook o Twitter, pagamos entre 50 y 150$ y creamos anuncios personalizados. Puedes segmentar de forma precisa el público al que se dirigen los anuncios.
  • Sorteos: Para la mayoría la mejor opción de Goodreads. A la gente le encantan los sorteos. Funciona de forma muy simple: se rellena un formulario indicando cuántos ejemplares se sortean y cuánto queremos que dure el sorteo. Goodreads lo publicará en su sección Giveaways. La misma plataforma se encargará de todo y te enviará una lista con los ganadores. Una buena forma de conseguir lecturas y reseñas.
  • Grupos: Igual que con Facebook, en Goodreads podemos trabajar con grupos. En estos grupos puedes interactuar con tus lectores. Están pensados para que los escritores respondan a las preguntas de los lectores.

Si quieres saber más, aquí tienes un artículo de MOLPE sobre Goodreads para escritores.

Wattpad

Wattpad es una red social para escritores. Aquí se comparten relatos y novelas completas. De ahí surgió After, la trilogía que ha hecho famosa a Anna Todd y que no es más que fan fiction de un fan fiction sobre One Direction.

Wattpad tiene un público muy joven. Esto es problemático si te dedicas a ciertos géneros. Existe un espacio para el terror, aunque casi todo son creepypastas o artículos sobre asesinos y asesinatos reales. Géneros como el terror, la fantasía o la ciencia ficción, aunque visibles, quedan desplazados por las dos estrellas de su firmamento: romántica y fanfiction.

Es una red para un tipo de público muy muy joven. Se trata de un buen escaparate para un escritor novel que quiere meter la cabeza en el mundo de las súper editoriales, pero destacar en esa jungla —que ya comienza a estar súperpoblada y a la que han salido muchas junglas gemelas—, es bastante complicado.

A mí personalmente nunca me ha gustado. La he usado y he publicado algunas historias allí. Seguramente por no haber dedicado todo el tiempo que debería a entender sus etiquetas o quizá, porque mi público objetivo no está allí, nunca me he sentido cómodo en ella.

Yo te animo a que lo intentes. Publica en Wattpad, prueba con varias historias, mide cómo han funcionado y si te merece la pena aprovecha este artículo de mi amigo R.R López sobre Wattpad.

Y con esto y un bizcocho…

He dejado de lado a Google +, porque se encuentra desierta —tiene usuarios pero apenas tiene actividad y no merece la pena dedicar tiempo— y a Tumblr, que nunca ha sido demasiado atractiva para el marketing digital.

Estar en una red u otra dependerá de tus lectores. No te lances al vacío, tómate tu tiempo, crea una estrategia de contenidos. Necesitas conocer a tus lectores y saber dónde están y qué es lo que quieren. Ve hasta ellos y no esperes que sean ellos que te busquen.

Las redes sociales para escritores son un escaparate perfecto para ti y tu trabajo. Seguro que esto ya lo sabías, ¿verdad? Si es así, cuéntame qué redes sociales utilizas con mayor frecuencia y cuáles son los mayores retos a los que te enfrentas con tus redes sociales de escritor.