Ya casi lo tienes, estás muy cerca. Ya has optimizado tu página para los buscadores y ahora estás intentando hacer que la gente comparta tu visión desde las redes sociales. La gente comienza a suscribirse a tu blog, pero, ¿Cómo conseguir que realmente lean lo que escribes?

Ah, amigo…ahí está la verdadera pregunta.

Que la gente se suscriba o visite tu blog, no significa que lean el contenido. Ahora bien, la gran pregunta es: ¿se puede cambiar eso? Sí, se puede.

El auge de los escaneadores:

Gracias a los blogs, y a las redes sociales (Twitter, Facebook, Google+, etc…) todo el mundo puede hacerse oír. Todos tenemos una historia que contar, y ahora también tenemos plataformas desde las que poder hacerlo. Este es un momento increíble, ¿has pensado alguna vez que todo lo que escribes llega a cada rincón del mundo en un abrir y cerrar de ojos?

Pero tanta información, tantas voces a la vez, crean otros problemas. Demasiado ruido. Demasiadas cosas que leer y muy poco tiempo para hacerlo. La gente, en su mayoría, ha dejado de leer. Ahora simplemente, escaneamos.

Debido a las infinitas distracciones a las que nos enfrentamos, hemos aprendido a ignorar, archivar y desechar todo lo que no es de vital importancia para nosotros. Hemos evolucionado para adaptarnos al constante bombardeo de información al que nos someten cada vez que abrimos un navegador y nos sumergimos en Internet. Las nuevas tecnologías han abierto un mundo de información sin límites, que ha traído consigo otros problemas. Estamos saturados de información.

Para un comunicador este hecho complica bastante su trabajo. Necesitas tener algo realmente importante que decir para atraer y atrapar de inmediato esas miradas furtivas que pueblan Internet. Si no eres capaz de conseguirlo, entonces estás perdido.

¿Qué necesitamos? Necesitas entender al lector.

Desde la nueva analfabetización:

Nadie lee ya. No realmente. No desde la web, no en Internet. Nadie leerá mientras todos sientan la necesidad de bloguear cada día, para mantener contentos a todos esos lectores. No, mientras millones de píxeles de información reclaman tu atención cada segundo. Sin parar jamás.

Si al igual que yo eres blogger o creador de contenido, seguro que ahora mismo acabas de tener un bajón importante. La gente flota sobre el contenido sin pararse a leer realmente lo que tienen delante, pierden muy poco tiempo en cada web, sólo buscan contenido importante(la mayoría de las veces algo que copiar o algo de lo que aprender). Podrían leer, claro que sí. Pero han decidido no hacerlo.

Tenemos que aprender a comunicarnos con ese tipo de personas que han decidido ser analfabetos funcionales. O mejor dicho, alectores: que son estas personas que saben leer y escribir, pero prefieren no hacerlo.

La solución:

Con miles de mensajes publicitarios al día, bombardeándonos constantemente ¿Cómo vamos a culpar a nadie por saltarse unas líneas aquí y allá? Sencillamente, no hay suficiente tiempo para leerlo todo. Escanear es necesario.

Cuando escribes contenido para una web o blog, necesitas tener muy claro que en estos tiempos de distracción perpetua, la gente no absorbe la información como antes. Cada vez cuesta más concentrarse.

¿Qué hacer para superar esa barrera?

Escribe tu contenido a la medida de esas personas, los esquilmadores y los escaneadores. Aquí te dejo unas cuantas ideas para que tus escritos se adapten a ese público:

  • Trata de mantener tus posts entre las 500 y 1000 palabras. Aunque antes, lo ideal eran los posts que no superaban las 500 palabras, ahora mismo Google trata mejor los artículos que superan las 1000, así que, para contentar a Google y a nuestros amigos escaneadores, vamos a tratar de mantener nuestros posts lo más cortos posible.
  • Usa los títulos y subtítulos. Descompondrás tu artículo facilitando la lectura.
  • Haz listas numeradas. Son divertidas de leer y escribir.
  • Usa las viñetas puntuadas (bullets). El uso de las viñetas te ayudará a mejorar como blogger.
  • Diviértete con el formateado. Aprende a usar de forma correcta la negrita y la cursiva.
  • Párrafos cortos. Dos o tres líneas, como mucho. Evita superar las cuatro líneas.
  • Escribe igual que hablas. El blog no es una tesis doctoral, tampoco estás escribiendo para el Times. Tu blog le habla a tu comunidad (a tu manada). Necesitas mantener un flujo de conversación con ellos. No te envares, no sirve de nada usar lenguaje complicado (y repelente).
  • Deja que los demás jueguen. Dales una oportunidad de participar, deja que se unan a la conversación, invitando a que comenten en tu blog o mediante las redes sociales.
  • Enlaza a contenidos de calidad. A la gente le encanta visitar enlaces. Dales algo que merezca la pena. Intenta enlazar a tus mejores artículos, esto capta la atención de los escaneadores y los atrapa.

Y como alternativa te dejo este consejo:

  • Nada a contracorriente. Dicen que si no puedes con ellos, te unas a ellos, yo te invito a que hagas justo lo contrario. Escribe artículos largos, llenos de buena información de peso, lánzaselos a la cara a todos esos escaneadores que son demasiado vagos como para leer. Todavía queda gente en el mundo que disfruta leyendo, encuéntralos.

¿Y tú? ¿Eres un escaneador? ¿Qué tipo de contenido te atrapa? ¿Qué buscas cuándo entras en un blog?