Encontrar un buen argumento no es sencillo. Si lo fuera, todos seríamos best-sellers. Es complicado, pero no imposible. Si lo que quieres es encontrar una buena historia, hay algunos trucos que pueden ayudarte.

La paradoja del best seller

Los grandes thrillers suelen tener tramas que se pueden describir en una sola frase. Y, por supuesto, son ideas geniales. Si te paras a pensar en tus novelas favoritas, te darás cuenta de la paradoja que implican sus tramas, pues son, a la vez: inusuales y obvias (al menos lo eran en el momento en que fuesen escritas). Eso se debe a que son premisas potentes, fáciles de vender.

El «High-Concept» y las tramas

En primer lugar vamos a definir qué es el High Concept. Aunque se usa sobre todo en televisión (programas y series), se trata de los síntomas que convierten tu libro en algo que resultará fácil de vender. Algunos de esos síntomas son estos:

  • Original
  • Obvio
  • Fácil de explicar

Si el argumento de tu novela es fácil de explicar atraerás la atención del lector inmediatamente (y al final, de eso se trata). En cuanto sepan de qué va tu novela, se harán una idea inmediata de si les interesa, o no, lo que tengas que contarles.

Se supone que la idea de High concept la invento Michael Eisner, quién fue productor de la Paramount y de Disney, responsable de grandes éxitos como Indiana Jones y la Última Cruzada o El rey león. Él mismo usó ese concepto para producir algunas de las mejores películas de los últimos tiempos.

Por qué necesitas una trama High concept

En primer lugar te ayudará a definir en muy pocas palabras de qué va tu libro, cuál será la esencia de tu novela. Con eso en mente, te podrás enfocar en escribir.

En segundo lugar, hará que tu novela se venda más fácilmente. Si vas a vender tu novela a un agente, a una editorial o vas a venderla tú mismo, necesitas atrapar a los futuros lectores. Si no consigues hacerlo rápidamente no te van a comprar nada. Si tu trama es difícil de explicar o de entender, te costará mucho vender tu libro.

Cómo encontrar esa idea

La mejor forma de encontrar esas grandes ideas que son, a la vez, obvias e inusuales, es tomar como referencia algo familiar y darle la vuelta por completo. Entonces tu lector verá lo obvio (esa historia familiar, conocida) y lo especial (el giro que quieras darle). Tu lector verá que has sido capaz de contar una historia conocida, de una forma completamente diferente.

Aquí te dejo cinco formas de generar ideas:

  • Junta a dos autores
  • Mezcla dos libros o dos películas
  • Toma un libro, un autor o una película y imagínalo desde otro punto de vista
  • Pregúntate: ¿Y si…?
  • Busca en las noticias (y dale la vuelta)

Dos escritores juntos

Muchos autores definen sus obras como una mezcla de otros autores.

¿Cómo sería El espía que surgió del frío, si hubiese sido escrito por Suzanne Collins?

¿Cómo sería 39 escalones escrito por Ian Flemming?

Mezcla dos libros o dos películas

Otra buena idea es mezclar dos películas o novelas que no tengan, aparentemente, nada que ver la una con la otra.

¿Qué pasaría si mezclamos Casino Royale con El Día del Chacal?

Un libro o un escritor fuera de lugar

Esta es una gran forma de ser obvio e inusual. Hay algunas historias que no se pueden escribir de otra forma. Aunque eso no significa que no podamos cambiarlas de lugar, moverlas de su sitio para ver como funcionan desde otro punto de vista.

Me encantaría leer La Caza del Octubre Rojo ambientada en el espacio.

Imagina a La Pimpinela Escarlata durante la guerra de Vietnam.

Busca en las noticias

¿Qué hay en las noticias? ¿Qué está pasando ahora mismo? Mientras escribo el terrorismo fundamentalista está más de moda que nunca, peligra nuestra libertad de expresión y de algún modo toda nuestra forma de vida. ¿Qué puedes sacar de todo esto? Piensa en qué escribiría Tom Clancy.

What if? (¿y si…?)

Aquí es donde puedes dejar volar a la imaginación. Piensa en lo que quieras, historia, cosas que están pasando ahora mismo y pregúntate: ¿Qué pasaría si nada es lo que parece?, ¿Y si todo esto es una mentira? Busca teorías de la conspiración en Internet (está lleno), algunas de ellas hacen gala de una imaginación muy florida. ¡Emparanóiate!

¿Y si Snowden es en realidad un agente de la CIA?

¿Y si Wikileaks es en realidad el servicio de inteligencia chino?

¿Y si el terrorismo islámico está financiado por el vaticano?

Estas ideas no tienen sentido

Sí, son una enorme chorrada. Pero ahí es donde quería llegar. Piénsalo bien, estamos haciendo una tormenta de ideas. Apaga el interruptor de la crítica y la razón por un rato, ponte el disfraz de crédulo y deja que fluyan todas las ideas. Cuánto más locas, mejor. A cualquiera se le pueden ocurrir ideas normales.

Lo que tienes que entender con esta tormenta de ideas, es que las ideas diferentes, las inusuales, nos son tan complicadas de encontrar. El problema es que la mayoría nos parecen gilipolleces, como esta:

Los cisnes, son en realidad, espías alienígenas.

Es una idea diferente, poco usual, pero seguramente no te gustará y no le harás mucho caso. Pero, un buen escritor sabría cómo hacer que funcionase, a lo mejor como comedia. Aunque, seamos sinceros, resultaría complicado venderlo.

Lo mejor que puedes hacer es seguir con esa tormenta de ideas, escribir más y más ideas locas, hasta que encuentras esa que te diga: «soy yo, estoy aquí. Yo soy la que vale la pena.»

¡Espera! Eso quiero leerlo

Ahora que ya tienes tu idea, tienes que asegurarte de que serás capaz de explicarla en pocas palabras, para poder atraer la atención de tus lectores. El tema es conseguir explicar la trama de tu novela, y que el lector piense:¡Me lo leo!

Haz que tu trama sea tan fácil de explicar como sea posible. Imagina que por cada palabra de más que utilices tendrás un 10% menos de posibilidades de vender tu libro.

Ideas, ¿Y qué más?

Bueno de momento hemos descubierto algunas cosas:

  • Necesitas una idea que venda. Una idea High Concept.
  • Las claves para hacer una tormenta de ideas.
  • Cómo concretar esa idea para que resulte más atractiva.

Si eres capaz de seguir este método pronto descubrirás lo fácil que puede ser tener grandes ideas. Pero… creo que falta algo, ¿verdad?

Tener una idea y escribirla está muy bien, pero el éxito de una novela depende al 100% de su final. ¿Quieres saber cómo escribir el mejor final para tu novela? Entonces tendrás que visitar Detrás de un Escrito, de mi amiga Ana Bolox. Allí te explico como terminar tu novela por todo lo grande.

¿Te lo vas a perder?