escribir, inspiración, escritura, escritor, escribir

No puedes esperar a que la inspiración llegué hasta ti. Has de perseguirla con un garrote.   Jack London.

 No importa lo mucho que te guste escribir, siempre habrá días en los que necesitarás que te inspire una musa u otra. De hecho podría abrir un debate sobre si la inspiración no es solo algo que deseamos, sino una parte integral de todo proceso creativo.

Todo escritor necesita inspirarse si quiere escribir bien, la mayoría de las veces nuestra inspiración nos llega de las formas más extrañas y de los lugares más imprevistos. He recopilado para vosotros una lista con 30 formas de inspirarse, algunas obvias, otras no tanto. Todos tenemos nuestros métodos, pero siempre está bien tenerlos por escrito y comparar.

  1. Blogs. Una de mis favoritas. Hay millones de blogs, sobre cualquier tema que te puedas imaginar (y sobre otros tantos que ni te imaginas). A mi personalmente, me encanta ver qué es lo que motiva a los demás, y darle una oportunidad. Inspírate, pero no copies.
  2. Libros. Mi favorita. Me gusta leer a los escritores que admiro, me gusta leer, me gusta analizar lo que escriben, me gusta robar, imitarlo, tratar de hacer lo que hacen ellos. Personalmente me encanta la ficción y sobre todo, el terror, sin embargo leo cualquier cosa que cae en mis manos; sin ir más lejos ahora mismo estoy leyendo «En el camino» de Jack Keroack. Si eres de los que siempre leen a los mismo autores, trata de cambiar, puede que encuentres cosas increíbles.
  3. Cosas que oyes. Cuando estoy en algún lugar público, siempre suelo tener la antena puesta. Me gusta escuchar las conversaciones ajenas, no lo hago de forma maleducada o grosera, trato de hacerlo discretamente. Todos los escritores, en el fondo, somos un poco voyeurs. Normalmente no escuchas nada que valga la pena, pero siempre existe la posibilidad de captar un dialogo interesante, escucha, y anótalo en tu cuaderno. Puede que te sirva como inspiración para algo.
  4. Revistas. Una revista no suele ser precisamente el lugar en el que encontrar buen material literario, sobre todo cuando el mercado actual (al menos aquí en España) está inundado por revistas del corazón. Sin embargo, existen suplementos y otras revistas en las que puedes encontrar cierta inspiración. Las revistas no atraen a sus lectores por su calidad literaria, suplen esa falta con distintos enfoques, voces y ritmos, y es ahí donde nosotros podemos aprender.
  5. Películas. A veces, cuando estoy viendo una peli, un personaje dice algo interesante y yo pienso: «tengo que hacer un post sobre esto» o «me guardo esta frase para más adelante«. A veces los guionistas escriben diálogos maravillosos (si algo saben es eso), a veces la fotografía es magnifica, los paisajes o incluso los gestos de un actor.
  6. Foros. Cuando alguien escribe en un foro, no se suele preocupar de la forma, ni de la ortografía. Cuando se escribe en foros, lo importante es compartir una información o dar a conocer sus ideas. Y son esas ideas las que pueden inspirarnos a la hora de escribir. No necesitas pasarte el día metido en foros, sin embargo, si buscas ideas, los foros son un lugar maravilloso para encontrarlas.
  7. El Arte. Para un escritor, no hay mayor inspiración que el arte en sí mismo. Aunque no es lo mismo que verlo en persona, puedes encontrar inspiración en la grandes obras, sólo tienes que buscarlas en Google. No ha de ser necesariamente arte clásico, cualquier cosa sirve, el anime, los cómics…depende de ti.
  8. Música. En la misma línea puedes encontrar mucho inspiración en la música, desde Grieg hasta Bach, desde Los Ramones a Radiohead. La música es vida, yo suelo escribir con música de fondo, y la verdad que es mágico.
  9. Amigos. Charlar con amigos, en persona, por teléfono, por email me ha inspirado en alguna que otra ocasión, incluso he llegado a escribir en un relato una conversación tal cual la tuve. Tus amigos criticarán tus ideas, les darán otra perspectiva y te aportarán sus propias ideas.
  10. Grupos de Escritura. Ya sea online o presencial, los grupos de escrituras son una fuente de energía y de inspiración a la hora de escribir que deberías tener muy en cuenta.
  11. Frases célebres. No sabría decir por qué, pero las grandes citas célebres suelen motivarme para escribir. A veces si me atasco, o si me encuentro espesote, voy a una web de citas y leo hasta que se enciende esa chispa.
  12. La Naturaleza.  ¿Estancado?, ¿Falto de ideas? Levanta el culo de la silla y sal a caminar o a correr. Aléjate de las aceras y las calles, busca lugares llenos de árboles, hierba y vegetación. Un parque, un río, la playa, un estanque…
  13. Historia. Los grandes personajes de la historia pueden inspirarte para hacer grandes cosas. Mis favoritos son Julio César, Napoleón, Marco Aurelio, Séneca…
  14. Viaja. Puede que hagas una vuelta al mundo, o simplemente una escapada de fin de semana, sal de tu zona, conoce otros paisajes, otras personas, otra comida, otras costumbres. Usa esos lugares para cambiar tu forma de ver las cosas.
  15. Niños. Tengo muchos primos pequeños (la mayoría ya han ido creciendo), pero eran mis personas favoritas. Cuando jugaba con ellos, cuando pasaba tiempo con ellos, siempre aprendía algo nuevo. Los niños tienen una forma diferente de ver las cosas, sin tapujos, sin tabúes. Ellos dicen lo que piensan y no les importa lo que tu pienses de lo que dicen.
  16. Ejercicio. Hacer ejercicio no es sólo bueno para el cuerpo, al incrementar el flujo de sangre que recibe el cerebro y estar al aire libre, tus pensamientos fluirán más libres.
  17. Religión. No hace falta que seas religioso, yo no soy nada religioso, sin embargo las grandes religiones pueden ser fuentes de inspiración. No estoy hablando solo del cristianismo y el Islam, también el judaísmo, el budismo, el taoísmo…cualquier religión puede resultar inspiradora, con toda su mitología y sus dioses.
  18. Periódicos. No soy nada aficionado a los periódicos, durante un tiempo fui bastante aficionado a leerlos. Pero me cansé, las noticias acaban pareciendo lo mismo una y otra vez. Sin embargo, si sabes qué buscar te sorprenderás, a veces la realidad supera a la ficción.
  19. Sueños. Los sueños son una fuente de inspiración (a veces de consejos), yo llevo un cuaderno donde anoto los sueños (cuando soy capaz de recordarlos).
  20. Diario de escritura. Recomiendo tener uno. No hace falta que sea bonito, con tapas de piel y todo eso, ni siquiera hace falta que escribas en él todos los días. Un cuaderno normal y corriente, sirve.  Sólo necesitas escribir cualquier cosa que se te ocurra, frases, trozos de algo, párrafos sueltos, lo que sea que te pase por la cabeza. Más tarde podrás usar muchas de esas piezas.
  21. Del.icio.us. Una web genial para encontrar inspiración, llena de artículos, posts y toda clase de cosas que te ayudarán a encontrar la inspiración que necesitas. Recuerdo que no debes copiar lo que encuentres, aunque sí puedes tomar sus ideas y adaptarlas al tema de tu blog.
  22. Poesía. ¿Cómo es posible que la poesía inspire a la prosa? Nada mejor que el ritmo y la belleza de un buen poema para inspirarte grandes emociones e ideas.
  23. Shakespeare. El Bardo eterno es siempre una fuente de inspiración para mí, sus historias son imposibles de encasillar, amor, drama, comedia, fantasmas, brujas, asesinatos, racismo…todo cabe dentro de la enorme obra que nos legó. Si no eres aficionado al escritor inglés, puedes recurrir a Cervantes, tan bueno (o incluso mejor) como Shakespeare.
  24. Google. ¿Qué te voy a decir? Posiblemente la mayor fuente de información que existe, si estás seco de ideas, escribe cualquier cosa y a ver qué sale…
  25. Escritura Libre. Un gran ejercicio, ya sea para encontrar inspiración, como para desahogarte en momentos de estrés. Coge una hoja de papel, un bolígrafo y déjate llevar; no pienses, simplemente escribe lo que se te vaya pasando por la cabeza.
  26. Tormenta de Ideas. Parecido a la escritura libre, pero escribiendo ideas en vez de prosa. Deja que las ideas fluyan, no les pongas límites, por estúpidas que parezcan. Aquí lo importante es la velocidad y la cantidad, no la calidad; sin embargo, siempre encontrarás alguna perla entre la paja.
  27. Flickr. El arte, las grandes pinturas y esculturas te van a inspirar, pero también pueden hacerlos las grandes fotografías. En Flickr encontrarás fotografías increíbles.
  28. Cambia tu rutina. Sal de tu rutina para ver las cosas desde otra perspectiva. Si normalmente te levantas y te preparas para ir al trabajo, intenta levantarte antes y hacer ejercicio. Si siempre vas a trabajar por el mismo sitio, intenta cambiar de ruta.
  29. Historias de superación. Personalmente no me gusta, pero hay a quien le funciona. Sopa de Pollo Para El Alma, sigue siendo un bestseller, leer las historias de superación de los demás, puede ayudar a inspirarte. A mí no me convence.
  30. Observar a los demás. Casi siempre estamos demasiado encerrados en nosotros mismos, tenemos demasiadas cosas en la cabeza y no nos da para observar lo que sucede a nuestro alrededor. Siéntate en un lugar público, olvídate de todo y observa a la gente a tu alrededor. No hay nada que nos inspire más que la propia humanidad.
Ahora es tu turno, ¿Qué método usas tú para inspirarte? ¿Tienes algún método distinto que no aparezca en la lista? Comparte conmigo tus métodos y tus dudas mediante un comentario.